EEUU denuncia “acoso y agresión” a sus ciudadanos en Nicaragua

El gobierno de Estados Unidos informó que sus ciudadanos han sido objeto de “acoso y agresión” por parte de “personas enmascaradas” en Nicaragua y recomendó a los estadounidenses no viajar a este país, donde también la pandemia de COVID-19 representa un “riesgo desconocido”.

“No viaje a Nicaragua por COVID-19. Reconsidere viajar a Nicaragua debido a la disponibilidad limitada de atención médica y la aplicación arbitraria de las leyes. Actúe con mayor cautela en Nicaragua debido a la delincuencia”, señaló una alerta de viajes publicada el viernes en el sitio web de la embajada de Estados Unidos en Managua.

Según el informe, el régimen de Daniel Ortega “hace cumplir las leyes de manera arbitraria con fines políticos” y “en todo Nicaragua los funcionarios gubernamentales y las fuerzas del orden continúan apuntando a quienes se oponen” al orteguismo, incluidas figuras de la oposición, exiliados, activistas, representantes empresariales, defensores de los derechos humanos y miembros del clero y de la prensa.

Entre las supuestas acciones del gobierno de Estados Unidos mencionó “detener arbitrariamente a defensores de la democracia; impedir que determinadas personas salgan de Nicaragua por vía aérea o terrestre por motivos políticos; confiscar y/o registrar arbitrariamente propiedad privada, incluidos teléfonos personales y computadoras”.

En su nota el Departamento de Estado también destacó que ciudadanos estadounidenses han informado haber sido objeto de “el acoso y la agresión por parte de personas enmascaradas. Los ciudadanos estadounidenses residentes en Nicaragua también informan un mayor escrutinio del presunto discurso político y un escrutinio adicional por parte de los funcionarios de inmigración”.

La nota también recomendó estar alerta ante riesgo de “delitos violentos, como el asalto sexual y el robo a mano armada” y advirtió que la mala infraestructura en algunas partes de Nicaragua “limita la capacidad de la embajada para ayudar a los ciudadanos estadounidenses” en casos de emergencia.

En cuanto a la pandemia el documento señaló que los informes locales “indican niveles muy altos de COVID-19” y aconsejó consultar con los Centros de Control de Enfermedades (CDC) antes de viajar al país.

El régimen no ha adoptado cuarentenas ni otras medidas desde el inicio de la pandemia en marzo de 2020. Por el contrario, ha promovido actividades políticas, religiosas y deportivas que conllevan aglomeraciones y aumentan el riesgo de contagio, según los especialistas.

*Con AP

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *