EEUU denuncia intimidación a líderes religiosos en Nicaragua, Venezuela y Cuba

El secretario de Estado de Estados Unidos, Antony Blinken, presentó este miércoles el informe anual sobre la libertad religiosa en el mundo, en el que se concluye que en 56 países de los 200 estudiados sufren “restricciones altas o severas a la libertad religiosas”, entre ellos, Venezuela, Nicaragua y Cuba, donde se registraron casos de amenazas e intimidación a líderes religiosos.

En Nicaragua, el informe detalla denuncias similares por parte de la iglesia Católica, así como daños a lugares de culto por parte de grupos favorables al régimen de Daniel Ortega y del partido oficialista, el Frente de Liberación Nacional Sandinista. El reporte menciona como ejemplo el incendio a la Catedral de Managua a finales de julio del 2020. 

“Líderes católicos reportaron insultos verbales, amenazas de muerte y acoso institucional por parte de grupos (…) asociados con el presidente Daniel Ortega y la vicepresidenta Rosario Murillo”, detalla el informe.

En el caso de Venezuela, el Departamento de Estado explica que aunque la Constitución reconoce la libertad religiosa, miembros de la Iglesia Católica y del Consejo Evangélico de Venezuela reportaron acoso e intimidación por parte del Gobierno al “llamar la atención sobre la crisis humanitaria” del país. 

Con respecto a Cuba, el Departamento de Estado sentencia que el Partido Comunista Cubano, a través de la Oficina de Asuntos Religiosos y del Ministerio de Justicia, busca “controlar de manera continuada la mayoría de aspectos de la vida religiosa”. 

El reporte cita información de la oenegé Christian Solidarity Worldwide (CSW), la cual asegura que el gobierno cubano “viola la libertad religiosa y de creencias de manera rutinaria y sistemática”.

Una amenaza “en todo el mundo”

“Para muchas personas en todo el mundo” la libertad religiosa “aún está lejos de ser alcanzada”, señaló el secretario Blinken al presentar el informe. El diplomático mencionó en concreto a Rusia, China, Irán, Myanmar, Nigeria y Arabia Saudí como países donde el gobierno amenaza a las minorías religiosas. 

“China criminaliza ampliamente la expresión religiosa y continúa cometiendo crímenes contra la humanidad y un genocidio contra los uigures”, dijo el secretario de Estado.

Blinken, además, anunció sanciones contra un miembro del Partido Comunista Chino y ex funcionario del gobierno, Yu Hui, a quien acusó de participar en la persecución de seguidores del movimiento religioso Falun Gong.

*Con VOA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.