EEUU dona 14 millones de dosis contra el coronavirus a América Latina

El gobierno de Estados Unidos anunció este lunes la donación de 14 millones de dosis de vacunas contra el SARS-CoV-2 a Latinoamérica y el Caribe por medio del programa Covax, que es promovido por la Organización Mundial de la Salud (OMS). Se trata de parte de una donación mayor de 55 millones de inoculantes que la Casa Blanca repartirá entre distintos aliados de todo el mundo.

En el caso de América Latina y el Caribe, los países beneficiados por la decisión del gobierno de Joe Biden son Brasil, Argentina, Colombia, Perú, Ecuador, Paraguay, Bolivia, Uruguay, Guatemala, El Salvador, Honduras, Haití, República Dominicana, Panamá y Costa Rica, además de otros estados de la Comunidad del Caribe (Caricom), señaló Washington por medio de un comunicado.

A las aproximadamente 14 millones de vacunas que irán para Latinoamérica y el Caribe, unas 16 millones fueron asignadas a Asia, y otras 10 millones a África. El 75 por ciento de las 55 millones de dosis se repartirán a través de Covax, mientras que el 25 por ciento restante (14 millones de dosis) se entregarán de manera directa a “prioridades regionales”, dijo la Casa Blanca. En esa lista se incluye a Colombia, Argentina, Haití, República Dominicana, Costa Rica y Panamá. Estos países recibirán, en consecuencia, dos donaciones.

Enorme desafío logístico

La Casa Blanca no detalló cuántas dosis entregará a cada país, y reconoció que la idea original de Biden de donar 80 millones de dosis antes de fines de junio no podrá cumplirse. Sin embargo, los 55 millones de dosis mencionadas en este comunicado se repartirán “lo más rápido posible”, dijo la portavoz Jen Psaki. “Tenemos muchas dosis que compartir con el mundo, pero este es un desafío logístico hercúleo”, sostuvo.

A comienzos de este mes, la Casa Blanca anunció el reparto de otros 25 millones de dosis prometidas por Biden, de los cuales otros 6 millones de dosis fueron a parar a Latinoamérica y el Caribe, 7 millones más a Asia, 5 millones a África y más de 6 millones a socios de EE.UU. en todo el mundo. Las vacunas compartidas forman parte de las aprobadas para su uso interno en EE.UU.: las de Moderna, BioNTech/Pfizer y Johnson & Johnson.

“Nuestros objetivos son aumentar la cobertura mundial de vacunación, prepararnos para los brotes repentinos de la epidemia y priorizar a los trabajadores de la salud y otras poblaciones vulnerables (…), y ayudar a nuestros vecinos y otros países necesitados”, dijo la Casa Blanca. “Estados Unidos no utilizará sus vacunas para obtener favores de otros países”, reiteró.

*DW

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *