Destacados / Nacionales · 02/01/2024

EEUU exige la liberación inmediata de Mons. Rolando Álvarez y demás presos políticos de Nicaragua

Matthew Miller, portavoz del Departamento de Estado de Estados Unidos, exigió este martes 2 de enero, la liberación inmediata del obispo nicaragüense Rolando Álvarez y de los más de 100 presos políticos encarcelados por el régimen de Daniel Ortega y Rosario Murillo en Nicaragua.

Mediante un comunicado, Miller señaló que Ortega y Murillo “han encarcelado injustamente al obispo Rolando Álvarez durante 500 días” y que “durante ese tiempo, las autoridades nicaragüenses lo mantuvieron aislado, bloquearon la evaluación independiente de las condiciones de su encarcelamiento y publicaron videos y fotografías montados que solo aumentan las preocupaciones sobre su bienestar”.    

Además del obispo Álvarez, muchos líderes religiosos siguen detenidos injustamente en Nicaragua, incluido el obispo Isidoro Mora y varios sacerdotes. El régimen Ortega-Murillo continúa imponiendo severas restricciones a las comunidades religiosas y negando a los ciudadanos nicaragüenses la capacidad de practicar libremente sus religiones y expresar sus creencias”, señaló.   

Hacemos un llamado al régimen nicaragüense para que libere inmediata e incondicionalmente al Obispo Orlando Álvarez, quien ha estado injustamente detenido durante 500 días. La libertad de creencia es un derecho humano. La detención continua de Álvarez es inadmisible”, declaró Miller.

Por su lado, el Subsecretario de Estado para Asuntos del Hemisferio Occidental del Departamento de Estado de Estados Unidos, Brian Nichols, indicó que el régimen nicaragüense mantiene injustamente detenido a Monseñor Álvarez.

Él y todos los demás presos detenidos injustamente merecen la liberación inmediata e incondicional”, apuntó en sus redes sociales.

Monseñor Rolando Álvarez fue condenado a más de 26 años de prisión por negarse a abandonar Nicaragua el pasado 9 de febrero de 2023.

Asimismo, el régimen de Daniel Ortega ha secuestrado a más de una docena de religiosos en los últimos días.