Destacados / Nacionales · 21/12/2023

EEUU incluye en “Lista Engel” a cuatro funcionarios orteguistas vinculados con el robo de la UCA en Nicaragua

El Departamento de Estado de Estados Unidos publicó este jueves 21 de diciembre una actualización de la Lista Engel donde incluyó a cuatro funcionarios orteguistas, por estar vinculados con la confiscación y toma de la jesuita Universidad Centroamericana (UCA) en Nicaragua.

Los sancionados son: Alejandro Enrique Genet Cruz, rector de la Universidad Casimiro Sotelo (antes UCA); Ramona Rodríguez Pérez, presidenta del Consejo Nacional de Universidades de Nicaragua (CNU); Maribel del Socorro Duriez González, presidenta del Consejo Nacional de Evaluación y Acreditación de Nicaragua (CNEA); y Gloria María Saavedra Corrales, jueza del décimo tribunal penal de distrito de Managua.

En un comunicado, el Departamento de Estado indicó que este grupo de personas –en las que también hay de El Salvador, Honduras y Guatemala –, “ha participado conscientemente en acciones que socavan los procesos o las instituciones democráticas; en corrupción significativa; y en obstrucción de investigaciones sobre tales actos de corrupción”.

Destacó que el 10 de noviembre de 2021, el Presidente Joe Biden firmó la Ley de Reforzamiento de la Adhesión de Nicaragua a las Condiciones para la Reforma Electoral (RENACER), “agregando a Nicaragua a los países dentro del alcance de la Sección 353”, es decir la Lista Engel.

La sanción establece que estas personas “no son elegibles para visas ni admisión a los Estados Unidos y cualquier visa vigente será revocada y cualquier otra visa válida o documentación de entrada cancelada”.

El Departamento continuará revisando a las personas enumeradas en el informe y considerando todas las herramientas disponibles para disuadir e interrumpir actividades corruptas y antidemocráticas en El Salvador, Guatemala, Honduras y Nicaragua”, añadió.

MOTIVO DE LAS SANCIONES

Gloria María Saavedra Corrales, jueza del décimo tribunal penal de distrito de Managua, “socavó procesos o instituciones democráticas al utilizar su posición y autoridad dentro del sistema judicial nicaragüense para facilitar a sabiendas una campaña coordinada para reprimir la disidencia al confiscar propiedades de la Universidad Centroamericana Jesuita sin una base jurídica para instalar una administración favorable al régimen”.

Maribel del Socorro Duriez González, presidenta del Consejo Nacional de Evaluación y Acreditación de Nicaragua, “socavó procesos o instituciones democráticas al participar en una campaña coordinada para reprimir la disidencia al confiscar propiedades de los opositores políticos del gobierno, incluida la Universidad Centroamericana y al menos otras 25 universidades privadas nicaragüenses, sin base legal, para instalar una administración amigable con el régimen”.

Ramona Rodríguez Pérez, presidenta del Consejo Nacional de Universidades de Nicaragua, “socavó procesos o instituciones democráticas al participar en una campaña coordinada para reprimir la disidencia confiscando propiedades de los opositores políticos del gobierno, incluida la Universidad Centroamericana y al menos otras 25 universidades privadas nicaragüenses, sin una base jurídica para instalar administraciones favorables al régimen”.

Alejandro Enrique Genet Cruz, rector de la Universidad Casimiro Sotelo (antes Universidad Centroamericana), “socavó procesos o instituciones democráticas al participar en una campaña coordinada para tomar represalias contra los críticos del régimen Ortega-Murillo y reprimir la disidencia utilizando su posición para crear políticas que sancionan a profesores y estudiantes de la Universidad Casimiro Sotelo que no participen en actividades políticas del partido político Frente Sandinista de Liberación Nacional de Ortega”.

El subsecretario de Estado, Brian Nichols, señaló a través de X (antes Twitter) que: “Nuestro trabajo para contrarrestar la corrupción, la impunidad y los esfuerzos por socavar la democracia ayuda a construir sociedades seguras y prósperas. El informe de la Sección 353 es una de las muchas herramientas que utilizamos para promover la rendición de cuentas de los actores corruptos y antidemocráticos en Centroamérica”.