EEUU planea prolongar las evacuaciones de Kabul hasta el 31 de agosto

Los vuelos de evacuación desde el aeropuerto de Kabul bajo control militar estadounidense continuarán hasta el próximo 31 de agosto, según informó este martes el portavoz del Pentágono, John Kirby, que aseguró que se harán “de manera segura y ordenada”

Estados Unidos continuará los vuelos de evacuación “durante las próximas semanas” desde el aeropuerto de Kabul de sus ciudadanos y colaboradores afganos y “vamos a trabajar realmente duro en las próximas semanas para sacar del país a todos los que podamos”, dijo Kirby

Estados Unidos reanudó este lunes los vuelos militares en el aeropuerto de Kabul, tras interrumpirlos por el caos desatado en las horas anteriores por la irrupción de centenares de afganos en las pistas en un intento de encaramarse a los vuelos destinados a evacuar a estadounidenses y sus aliados.

Kirby reiteró el compromiso del Pentágono de completar la retirada de “una manera segura y ordenada” e indicó que las tropas estadounidenses tienen capacidad para trasladar desde Afganistán entre 5.000 y 9.000 personas al día.

“Nuestro foco militar está centrado totalmente en el aeropuerto. Asegurándonos de que lo podemos mantener y operar, de que mantenemos la seguridad y la estabilidad allí”, agregó.

La Casa Blanca confirmó en un comunicado este martes que el aeropuerto internacional Hamid Karzai de Kabul está abierto y que los vuelos pueden aterrizar y despegar, incluso desde el sector civil de sus instalaciones, donde se produjeron el lunes los incidentes.

Actualmente hay 3.500 soldados estadounidenses destacados en la base aérea y subrayó que el lunes evacuaron a más de 700 personas, entre ellas 150 estadounidenses.

A lo largo de este martes, los aviones militares de EE.UU. continuarán evacuando a ciudadanos estadounidenses y personal de la embajada del país.

El Pentágono ha anunciado que los afganos evacuados serán trasladados a tres bases militares en Estados Unidos en los estados de Wisconsin, Virginia y Texas mientras se gestionan sus visados.

Numerosos gobiernos participan en la repatriación de sus nacionales y de los afganos que han colaborado con ellos, tras la caída de Kabul en manos de los talibanes, con vuelos de evacuación mediante puentes aéreos a Kuwait, Doha y Dubai y algunas capitales vecinas

Según el recorrido que Efe pudo hacer por decenas de barreras de control de los talibanes en las vías de acceso al aeropuerto solo inspeccionaban los maleteros de los vehículos y vigilaban el acceso a la terminal de vuelos civiles, mientras los soldados de la 82 División aerotransportada de Estados Unidos desplegados en el aeródromo militar aseguraban sus instalaciones.

Aunque de madrugada en Afganistán, el gobierno australiano no consideraba suficientemente seguro el aterrizaje tras una jornada con ocupación de pistas por una muchedumbre en busca de un medio para huir del país, a media mañana el ministro británico de Asuntos Exteriores, Dominic Raab, confirmó que la situación se estabilizaba

El Reino Unido, que desplegó otros 600 militares, logró evacuar el domingo a 150 de sus nacionales y confiaba en sacar en las próximas horas a 350 personas más entre británicos y afganos.

Alemania suspendió la cooperación con Afganistán, según el titular de esa cartera, Gerd Müller, quien mostró su alivio por el hecho de que los colaboradores alemanes e internacionales de la Sociedad Alemana de Cooperación Internacional que permanecían en Afganistán “hayan podido abandonar el país sanos y salvos”.

Un primer avión de transporte militar A400M del ejército alemán que logró aterrizar anoche sólo puedo evacuar a un grupo de siete personas, según confirmó la titular de Defensa alemana, Annegret Kramp-Karrenbauer.

También un avión militar francés realizó esta madrugada una primera evacuación de personas en lo que París pretende que sea “un puente aéreo” con Abu Dabi para sacar a los franceses todavía presentes y civiles afganos que colaboraron con su Ejército.

Francia ha enviado dos aviones militares a la base que tiene en los Emiratos Árabes Unidos para desde allí organizar la repatriación de las “varias decenas” de franceses que quedan en el país, aunque Florence Parly, ministra de Defensa, no quiso dar una estimación de cuántos afganos podrían llegar a Francia.

El presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, anunció en su cuenta de twitter que un segundo avión militar español A400 partió hoy con rumbo a Dubái (Emiratos Árabes Unidos) para participar en la primera fase de repatriación de los españoles y los afganos colaboradores que se encuentran en el aeropuerto de Kabul.

Los miembros de la embajada de España en Afganistán, los policías encargados de su seguridad y los otros españoles que quedaban en el país asiático permanecían en el aeropuerto de Kabul a la espera de su repatriación.

El Gobierno neerlandés envió también un segundo avión militar tras el frustrado intento ayer de aterrizaje en Kabul con el temor de que el personal local no pueda ser evacuado a tiempo si aumenta la presión de los talibanes.

El reducido personal diplomático nipón, 12 miembros de su embajada en Kabul, logro la evacuación a Dubái en “un avión militar de una nación amiga” y ha establecido una oficina provisional en Estambul para retomar sus operaciones.

Entre los grupos nacionales más numerosos, la colonia nepalí que prestaba servicios en organismos internacionales y embajadas logró sacar del país a 120 de sus miembros junto con una decena de indios que los acompañaban, y que llegaron hoy a Katmandú, tras una escala en Kuwait.

El Ministerio de Exteriores filipino informó de la llegada ayer a Doha de 22 nacionales y esperan la salida inmediata del país de otros 19, según el diario The Philippine Star.

La India evacuó este martes a unos 150 ciudadanos indios, incluido todo el personal de la embajada en el país, ante el deterioro de la situación de seguridad en Afganistán tras la toma de Kabul por parte de los talibanes.

Hoy el Gobierno polaco anunció que dos aviones militares vuelan hacia Kabul para evacuar a un centenar de personas y Michal Dworczyk , jefe de la cancillería del primer ministro polaco, Mateusz Morawiecki, afirmó que un tercer aparato viajará pronto para completar la misión de rescate..

Australia se ha comprometido a desplegar unos 250 soldados para apoyar a la misión aérea para evacuar a unos 130 australianos que trabajan para las Naciones Unidas y otros organismos internacionales, así como 800 afganos que han trabajado con las fuerzas de la Defensa australianas.

*EFE

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *