EEUU restringe visas de funcionarios electorales y miembros de partidos políticos cómplices del ataque a la democracia de Nicaragua por parte del régimen Ortega-Murillo

El Departamento de Estado de Estados Unidos, anunció la noche de este viernes que impuso restricciones de visa a 19 funcionarios electorales nicaragüenses y funcionarios de partidos políticos “que han permitido el ataque del gobierno de Ortega-Murillo a la democracia” de Nicaragua.

“Durante los últimos tres meses, el presidente Daniel Ortega y su esposa, la vicepresidenta Rosario Murillo, han intimidado a cualquiera que se oponga a sus esfuerzos por afianzar su poder en Nicaragua, incluso mediante el arresto de decenas de candidatos políticos, periodistas, líderes estudiantiles y empresariales, ONG trabajadores y defensores de los derechos humanos, y mediante la descalificación de cualquier candidato que pretenda postularse contra ellos en las elecciones del 7 de noviembre. Esta campaña antidemocrática incluyó la descalificación el 6 de agosto por parte del Consejo Supremo Electoral del último partido genuino de oposición que quedaba. Sobre la base de una solicitud realizada por el Partido Liberal Constitucionalista (PLC)”, reza el comunicado del Departamento de Estado.

Ned Price, portavoz del Departamento de Estado, destacó que esta medida se debe “a las acciones antidemocráticas y autoritarias del gobierno, el proceso electoral de Nicaragua y sus eventuales resultados han perdido toda credibilidad”.

Asimismo, que esta acción de hoy sigue a los anuncios del Secretario Antony Blinken, que el 12 de julio y el 5 de agosto pasado impuso restricciones de visa a 150 jueces, fiscales y familiares nicaragüenses de esos funcionarios bajo una política de restricción de visa que se aplica a los nicaragüenses y sus familiares inmediatos que se cree que “son responsables de, o cómplices y socavamientos de la democracia, incluidos los responsables de abusos de los derechos humanos o su complicidad en ellos, como la represión de protestas pacíficas”. 

“Con la acción de hoy, subrayamos nuestro compromiso de promover la rendición de cuentas de todos los cómplices del asalto del gobierno de Ortega-Murillo a la democracia. No son bienvenidos en Estados Unidos”, concluyó el Departamento de Estado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.