EEUU sentencia a cadena perpetua a hermano del presidente de Honduras

La justicia de Estados Unidos impuso, la tarde de este martes, cadena perpetua más 30 años de cárcel para Juan Antonio “Tony” Hernández Alvarado, exdiputado hondureño y hermano del Presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández, condenado culpable por varios delitos de narcotráfico.

El juez Kevin Castell fue el encargado de notificar la decisión de la Corte del Distrito Sur de Nueva York, Estados Unidos, donde se celebró el juicio en octubre de 2019.

Después de retratar a Tony Hernández como un facilitador para el transporte de la droga de otros capos del narcotráfico, se apuntó que tenía un laboratorio de cocaína en Colombia. “Es de buena familia, viste bien y tiene una gran sonrisa”, dijo el juez previó a leer la sentencia.

Remarcó que Tony vendió protección en representación del gobierno de Honduras a poderosos capos, incluidos al mexicano Joaquín “El Chapo” Guzmán Loera.

Los ingresos de Juan Antonio Hernández se estiman en 148 millones de dólares, se escuchó en la sala durante la lectura de sentencia. Es responsable, además de varios asesinatos, dijo Castell.

Tony Hernández llegó a la sala vestido con un traje azul de prisión en horas del mediodía en Honduras, 2:00 de la tarde de New York.

El ahora sentenciado hizo uso de la palabra cuando el juez Castell se la otorgó. Describió que le envió dos cartas y se quejó que no tuvo tiempo de hablar con su abogado previo a la sentencia de este día.

Narró que apenas habló dos veces y desconocía que hoy sería la lectura de sentencia.

Agregó que hasta hoy tuvo la oportunidad de estar frente a frente con el abogado Peter Brill, sin embargo “mi sorpresa es que en las noticias escucho que la sentencia sería este día. Lo que me sorprende es que le dije: ‘abogado cómo vamos a hacer con las violaciones Brady’… lo que pido es mi derecho que este país me está dando, así como me está juzgando”.

Dijo que el propio abogado Brill le confió que fue contratado para su sentencia y no para otra cosa, “me dio a entender que él los errores de otros abogados no los iba a corregir”.

Puntualizó que “me sentía traicionado por el derecho que este país me da en la sexta enmienda”.

Luego de la participación de Hernández, el juez Castell dijo que no encontró ningún tipo de violación en este caso específico y lo acusó de mentir esta tarde. “Si hubo una violación Brady lo vas a tener que demostrar, la buena noticia es que puede apelar cualquier sentencia en relación a este caso”, manifestó el juez.

Ahondó que la política federal establece que los individuos deben recibir sentencia después que el jurado dicta su veredicto.

Luego, siguió la participación de la Fiscalía, que insistió el proceso contra Hernández incluyó decenas de toneladas de cocaína que fueron introducidas a EEUU.

La Fiscalía apuntó que Honduras es uno de los países claves para el paso de las drogas desde el sur del continente americano hasta EEUU. Asimismo, es una de las naciones más violentas del mundo.

Varios medios hondureños se desplazaron a Nueva York para llevar en directo la decisión del juez Castell. Igualmente decenas de hondureños se congregaron en las afueras de la Corte del Distrito Sur para celebrar el acontecimiento.

Más temprano, el presidente Juan Orlando Hernández manifestó que la noticia que se esperaba desde Nueva York en relación a la sentencia de su hermano Juan Antonio Hernández iba a ser dolorosa para toda la familia.

“Para toda la familia, la noticia que se espera de Nueva York será dolorosa. ¿Y qué más se puede decir de un juicio en el que el testimonio del principal ‘cooperador’ de los fiscales ahora queda expuesto por las grabaciones secretas de la propia DEA como una mentira?”, manifestó Hernández horas antes en su cuenta oficial de Twitter.

*Con información de Proceso Honduras

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *