Ejército de EEUU condena asalto al Capitolio y reitera su apoyo a la Constitución

La Junta de Jefes de Estado Mayor publicó anoche un inequívoco mensaje de condena al ataque al Capitolio perpetrado la semana pasada durante la proclamación de la victoria electoral de Joe Biden por seguidores de Donald Trump que garantiza su alineamiento con la Constitución y el pacífico traspaso de poderes el próximo 20 de enero.

Los principales líderes militares de Estados Unidos condenaron los actos de “sedición” e “insurrección” que se dieron durante el asalto en Washington, y han reafirmado su apoyo a los resultados electorales que certificaron el triunfo de Biden.

“Fuimos testigos de acciones dentro del edificio del Capitolio que fueron incompatibles con el Estado de derecho. Los derechos de libertad de expresión y reunión no le dan a nadie el derecho a recurrir a la violencia, la sedición y la insurrección”, expresa en un comunicado el Estado Mayor Conjunto del Ejército.

“Como miembros del servicio, debemos encarnar los valores e ideales de la nación. Apoyamos y defendemos la Constitución”, dice el texto, firmado por el general de mayor rango del Ejército de Estados Unidos, Mark Milley.

La declaración también ha hecho referencia a la próxima toma de posesión de Joe Biden como presidente de Estados Unidos, quien se convertirá con ello, subraya, en el nuevo “comandante en jefe” de Estados Unidos.

A su vez, y ante la inminente investidura de Biden el próximo día 20 de enero en Washington, el Ejército trabaja de manera conjunta con el Servicio Secreto para determinar si hay episodios de “extremismo” entre los efectivos de la Guardia Nacional que velarán por la seguridad del próximo presidente de Estados.

“No hay lugar para el extremismo en el Ejército e investigaremos cada informe individualmente y tomaremos las medidas adecuadas”, señaló una fuente de la Guardia Nacional a la que ha tenido acceso la cadena estadounidense CNN.

Los mandos del ejército consideran el asalto al Capitolio “contrario al estado de derecho” y subrayan que la libertad de expresión no significa que se pueda “recurrir a la violencia, la sedición o la insurrección”. Cualquier acto que altere el proceso constitucional “no es solo contrario a nuestras tradiciones, nuestros valores y nuestro juramento sino que va contra la ley”, concluye el comunicado, que confirma su compromiso con que Joe Biden se convierta el 20 de enero en el 46.º comandante en jefe del país.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *