“El coronavirus le ganó la batalla a Ortega”, dicen analistas

El dictador Daniel Ortega, apareció en público el domingo junto a su mujer, Rosario Murillo, en un inusual acto en Managua para celebrar el 41 aniversario de la “revolución sandinista”. Ambos usando mascarillas, lo que para analistas refleja que los dictadores admiten el error epidemiológico que han cometido desde el inicio de la pandemia del COVID-19.

Ortega, quien llevaba cinco meses en cuarentena junto a Murillo, llegó a la plaza frente al Palacio de la Cultura en Managua con otros funcionarios que también usaron tapabocas.

En su discurso, el dictador volvió a minimizar la pandemia del coronavirus, dando cifras que no corresponden con la realidad del país, e incluso fallando en el conteo oficial que lleva el MINSA.

“A diario mueren miles y miles por el hambre y el capitalismo salvaje que estaba bien instalado en el mundo, hasta que vino la epidemia y los sacudió. El capitalismo salvaje con todas sus riquezas no ha podido proteger a sus ciudadanos porque no tenía instrumentos para atender la emergencia”, dijo Ortega.

Consultado por la Voz de América, el exministro de Salud Lombardo Martínez sostuvo que Ortega vive en un mundo totalmente desarticulado de la realidad.

“Realmente el presidente además de su lenguaje retórico, vive en un mundo de ficción, un mundo totalmente desarticulado de la realidad, mientras hay en este país quizás unas dos mil familias que lloran sus muertos, que viven en un momento de profundo sufrimiento por la tragedia que estamos viviendo viene este señor a proclamar un mundo que solo existe en su imaginación en su fantasía”, expresó Martínez.

Por su parte, el epidemiólogo Álvaro Ramírez opinó que Ortega y compañía usaran mascarillas es una admisión de la gravedad de la pandemia.

“Usar una mascarilla a estas alturas del campeonato después de cinco meses de gente muriendo en Nicaragua, es una admisión completa del error epidemiológico que han tenido en el abordaje de la epidemia, se han equivocado completamente desde el principio y ahora que se dio cuenta que esta epidemia es real”, indicó

Para el general de brigada en retiro del FSLN, Hugo Torres, el discurso de Ortega evidenció grandes debilidades. Una de ellas fue –explicó– que desnudó la gravedad de la pandemia y su paso por Nicaragua.

“Hoy el coronavirus le ganó la batalla a Daniel Ortega al haberlo obligado a él y a su esposa a llegar con tapabocas al acto, después que decían que el coronavirus no era ningún peligro para Nicaragua”, declaró Torres.

Agregó que Ortega “no tiene nada más que ofrecerles a los nicaragüenses de positivo”.

“Ortega se quejó del enseñamiento del imperio yanqui, que no sabemos cuál es el ensañamiento, yo lo que traduzco es que se estaba quejando por las sanciones impuestas contra sus hijos y sus altos funcionarios de instituciones del Estado”, añadió el exguerrillero sandinista.

*Con información de VOA / Fotos cortesía

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.