El Cristo de Esquipulas de Potosí, en Rivas, también “bajo arresto domiciliar”

*Por Voces en Libertad

Iglesia decide dejarlo en casa ante medida represiva del régimen de Daniel Ortega que ha ordenado a la Policía evitar las procesiones. Alcalde organiza festejo al margen de la iglesia con “bailongos” y juegos mecánicos.    

Por tercer año consecutivo, la procesión de la venerada imagen del Santo Cristo de Esquipulas, patrono del municipio de Potosí, no recorrió en procesión las principales calles del pueblo, debido a que la iglesia prefirió evitar confrontación con la policía del régimen de Daniel Ortega.

A nivel nacional, la Policía ha prohibido las procesiones de la iglesia Católica y se ha apostado en los portones de los templos con agentes antidisturbios para evitar que ninguna imagen salga en procesión, acompañada de sus fieles devotos que acostumbran a pagar promesas. 

En el 2021 y 2022, la procesión del Santo Cristo de Esquipulas, no se realizó por medidas de prevención contra el Covid–19. Este año, tampoco pudo recorrer las calles de Potosí debido a la represión contra los religiosos.  Se trata de una tradición tan antigua, que ni se conoce fecha de inicio.

Mucho pesar 

Todos los 15 de enero, los católicos potosinos conmemoran la imagen de un “Cristo Negro” que, desde hace décadas fue traída en peregrinación desde Esquipulas, Guatemala. La fecha en que llegó la imagen, no se conoce, pero su llegada a Potosí, es una historia contada por generaciones.

Gerardo Maltez, un músico filarmónico de Potosí, lleva 22 años siendo el mayordomo del Cristo de Esquipulas, y según relató, lo que le contaron sus padres desde muy joven, es “que la imagen del Señor de Esquipulas vino peregrinando desde Guatemala, pero cuando se la iban a llevar, la imagen se puso muy pesada y no la podían alzar, y aunque varios hombres intentaron levantarla, no pudieron llevársela”, relató. 

Agregó que los que andaban con la imagen concluyeron que se quería quedar en el país. “Ni modo, dijeron, que se quede aquí en Potosí, la imagen no quiere regresar, y desde entonces, la llegada del Señor de Esquipulas es motivo de alegría todos los años”, explicó Maltez.

De acuerdo con Maltez sus padres le relataron que antes de la llegada del Señor de Esquipulas, como llaman a la imagen los potosinos, se festejaba a la Virgen de Guadalupe, en un templo parroquial que aún quedan algunas huellas de su existencia.

Alcaldía “al rescate con bailongo” pagano 

Los festejos de Esquipulas inician a principios de enero, cuando la imagen es bajada de su altar y todos los días se lleva a una comunidad diferente, para que todos tengan la oportunidad de compartir dicha celebración.

La Alcaldía de Potosí, organizó una feria y contrataron un grupo musical nacional para montar una fiesta bailable, y mediante bando municipal, se declaró día de asueto en Potosí, el 16 de enero, en reposición del domingo 15.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.