El Mundo, por Oscar René Vargas

*Por Oscar René Vargas | Tomado de Revista Abril

OTAN

La estampida de Afganistán el verano pasado por parte de EEUU y sus socios de la OTAN reforzó la idea europea de la necesidad de fortalecer los marcos propios de seguridad al margen de la Alianza Atlántica. Ahora, con la guerra de Ucrania, la OTAN vive un resurgimiento, vuelve a tener un propósito y un nuevo sentido existencial.

La guerra de Ucrania ha disipado cualquier veleidad europea de actuar al margen del paraguas de la OTAN, que se ha reafirmado como garante de la seguridad europea. Lo que significa en la práctica subordinar la defensa colectiva europea a EE.UU. Ningún Estado miembro cuestiona en estos momentos las relaciones con la OTAN y nadie ha vuelto a plantear la creación de una fuerza europea autónoma fuera de la Alianza Atlántica, que vive una ampliación con la petición de entrada de dos países neutrales como Suecia o Finlandia.

Al concretarse esta ampliación de la OTAN, supone un cambio en el tablero geopolítico internacional con implicaciones futuras. Finlandia comparte mil 300 kilómetros de frontera con Rusia. De esta forma, sumando a los nuevos socios nórdicos, además de acabar con su neutralidad y aumentar notablemente el potencial militar de la OTAN, la Alianza Atlántica cerraría definitivamente el Mar Báltico.

El Mar Báltico es un mar interior de agua salobre al norte de Europa, abierto al mar del Norte y finalmente, al océano Atlántico a través de los estrechos de Kattegat y Skagerrak. Los países que lo rodean son: Suecia, Finlandia, Rusia, Estonia, Letonia, Lituania. Polonia, Alemania y Dinamarca.

El Concepto Estratégico acordado, no deja margen de dudas: en lo sucesivo, Rusia será considerado el enemigo a vencer, y no se escatimarán recursos para imponer la visión y los intereses de Occidente frente a Rusia o a cualquier otro actor. Entre otras disposiciones, se acordó brindar apoyo militar ilimitado a Ucrania, aumentar los presupuestos militares de casi todos sus Estados integrantes e incorporar a Suecia y Finlandia.

Prueba de la creciente beligerancia de la OTAN y de su voluntad de involucrarse en la lucha por el poder global, es que, por primera vez, el documento en el que los miembros de la OTAN definen sus prioridades para los próximos 10 años incluye entre sus preocupaciones a China, pese a que esta potencia se ubica en el ámbito del Asia Pacífico.

En suma, la OTAN asume ser parte beligerante en Ucrania. Rusia pasa de “socio estratégico” a “la amenaza más directa y significativa”; mientras China, que apenas aparecía en el horizonte, se convierte en un “desafío sistémico”. Las élites europeas y estadounidenses utilizan esta guerra como momento de reordenación geoeconómico en el contexto de un desorden geopolítico global y de crisis ecológica que agudiza la disputa por los recursos.

Más allá de apreciaciones de táctica militar, lo que está fuera de duda es que los ganadores hasta ahora de la guerra de Ucrania son EE.UU., el militarismo de la UE y las empresas que fabrican armamentos. Y los principales perdedores, como siempre, los pueblos, en especial el ucranio.

Ucrania / Unión Europea (UE)

La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, pidió a Ucrania acelerar sus reformas anticorrupción, al asegurarle el apoyo de la UE en el “largo camino” hacia su adhesión a la UE. “Ya ha sido aprobada una excelente máquina anticorrupción, pero es necesario fortalecer estas instituciones, es menester que los cargos principales sean asumidos por gente digna”, indicó Von der Leyen.

También recomendó revisar el procedimiento de selección de jueces al Tribunal Constitucional, poner en vigor las leyes para la lucha contra la oligarquía, así como adoptar una nueva legislación sobre medios. El pasado 23 de junio, los líderes del bloque concedieron a Ucrania el estatus de candidato a la UE.

El primer ministro de Noruega, Jonas Gahr Store, llegó de visita a Kiev para reunirse con Zelensky. El gobierno noruego donará cerca de mil millones de dólares a Ucrania. Por otro lado, EE.UU. enviará otro paquete de asistencia militar para Ucrania de US$ 820 millones de dólares para combatir al ejército ruso, informó el Pentágono. EE.UU. ya ha comprometido US$ 6,900 millones de dólares en asistencia.

En tanto, la adhesión de Suecia y Finlandia a la OTAN exigirá mucho tiempo, declaró el presidente de Turquía, Tayyip Erdogan. “El trabajo no finalizó, son solamente las invitaciones (con las cuales) se empieza un proceso prolongado”, declaró Erdogan agregando: “Actualmente Suecia y Finlandia no son miembros de la OTAN, y el trabajo no continuará sin la aprobación de nuestro Parlamento”. Por su parte, los gobiernos de Suecia y de Finlandia han matizado que el memorando suscrito por Turquía y que teóricamente debía abrirles las puertas de la OTAN no es un cheque en blanco y han evitado confirmar las promesas que reclama Erdogan, para completar la ratificación de la adhesión.

El Operador del Sistema de Transmisión de Gas (TSO, por sus siglas en inglés) de Ucrania informó ayer que el tránsito de gas a través de su sistema cayó hasta alcanzar el mínimo histórico desde 1991: mil 250 millones de metros cúbicos, explicó la compañía en un comunicado. La empresa comenta que los volúmenes de gas han caído 37% en comparación con mayo de 2022; mientras que dicha cifra declinó 66% si se compara con junio de 2021.

Los precios del gas en Europa han aumentado casi 42% desde principios de junio. En tanto, el presidente de la Agencia Federal de Redes de Alemania, Klaus Müller, indicó que teme un cese total del suministro de gas ruso para su país mediante el gasoducto Nord Stream 1 a través del mar Báltico.

Rusia disminuyó su suministro de gas natural a países como Alemania, Austria, Eslovaquia, Italia, República Checa este mes, cuando las naciones de la UE tratan de llenar sus reservas con el combustible empleado para generar electricidad y calentar viviendas en el invierno. Gazprom atribuyó a problemas técnicos la reducción del volumen del energético que envía por el gasoducto Nord Stream 1, que va de Rusia a Alemania, bajo el mar Báltico. La compañía explicó que las reparaciones de equipo, en Canadá, estaban varadas allí debido a las sanciones occidentales a Rusia.

Un rápido desglose del paquete de ayuda norteamericana de los US$ 40 mil millones de dólares revela que US$ 8.7 mil millones de dólares se destinarán a reponer el arsenal de armas de los EE.UU. (por lo tanto, no irá a Ucrania en absoluto); US$ 3.9 mil millones de dólares para USEUCOM (la “oficina” que dicta tácticas militares a Ucrania); US$ 5.000 millones de dólares para una “cadena mundial de suministro de alimentos” difusa y no especificada; US$ 6 mil millones de dólares para armas reales y «entrenamiento» a Ucrania; US$ 9 mil millones de dólares en «asistencia económica»; y US$ 0.900 millones de dólares para los refugiados.

Los dos principales objetivos generales de EE.UU. son: primero, una “guerra larga”, al estilo de la insurgencia, al igual que Afganistán en la década de 1980, con yihadistas reemplazados por mercenarios y neonazis ucranianos. Vamos a una afganistanización del conflicto, con el enorme dolor y muerte que eso conlleva porque se niegan siquiera intentar una salida negociada inmediata a la guerra.

El segundo objetivo, las sanciones para “debilitar” a Rusia, militar y económicamente. El secretario general de la OTAN lo dejó claro: será una guerra larga que acabará con una negociación. La negociación de ser inmediatamente para evitar más muertes, más dolor, más destrucción, más refugiadas, más barbarie. Con una alta inflación, los precios de la energía desbocados y la pobreza que todo esto acarrea, plantear un aumento del gasto militar es, sencillamente, una irresponsabilidad, un despilfarro y algo absolutamente innecesario.

Otros objetivos permanecen sin cambios, pero están subordinados a los dos primeros: los demócratas quieren aprovechar la guerra para tratar de ser reelegidos en las elecciones intermedias; canalizar al complejo industrial-militar fondos y mantener la hegemonía del dólar por todos los medios.

Otro objetivo clave es: el deterioro de la economía alemana y, en consecuencia, de la UE, y que una gran parte de las empresas supervivientes eventualmente serán vendidas a intereses estadounidenses. Tomemos, por ejemplo, el miembro de la junta directiva de BMW, Milan Nedeljkovic, dijo a Reuters que “nuestra industria representa alrededor del 37% del consumo de gas natural en Alemania”, que se hundirá sin suministros de gas rusos.

Guerra en Ucrania

Las fuerzas rusas controlan toda la región ucrania de Lugansk después de haber conquistado la ciudad clave de Lysychansik, además, se tomaron otras localidades cercanas, entre las que destacan Belogorovka, Novodrujesk, Maloriazantsevo y Belaya Gora.

La pérdida de Severodonietsk y Lysychansik hará sonar serias alarmas en EE.UU. y la UE, porque eso representará el principio del fin del régimen actual en Kiev. Y eso, a todos los efectos prácticos, y más allá de toda la elevada retórica de “occidente está contigo”, significa que los jugadores pesados no se animarán exactamente a apostar por un barco que se hunde.

La conquista de Severodonietsk y Lysychansik permitirá a Rusia avanzar hacia Sloviansk y Kramatorsk, en la región de Donetsk, con lo que se asegurarían prácticamente el control de toda la cuenca del Donbás, que ya estaba parcialmente en manos de separatistas prorrusos desde 2014. Más al norte, en Járkov, la segunda ciudad más grande de Ucrania después de Kiev, los misiles alcanzaron una fábrica de tractores donde se encontraban tropas y equipos.

Oleksandr Senkevych, alcalde de Mikolaiv, que limita con el puerto de Odesa, en el mar Negro, informó de potentes explosiones en las cercanías. Rusia afirmó que atacó 39 centros de mando y dos depósitos de municiones cerca de Mikolaiv, con fuego de artillería y ataques aéreos.

En Bielorrusia, el presidente Alexander Lukashenko afirmó que su ejército interceptó misiles lanzados desde Ucrania. Lukashenko reiteró que Bielorrusia no tiene intención de combatir en Ucrania. Pero agregó que respondería instantáneamente a cualquier ataque.

La guerra de Ucrania ha perturbado de forma significativa los mercados agrícolas mundiales al hacer subir bruscamente los precios de productos e insumos clave, indicó Eurostat, la oficina de estadística de la UE. Los datos de esta agencia mostraron que el precio medio de los bienes y servicios que emplea la agricultura aumentó 9.5% en el primer trimestre de 2022 respecto del último trimestre de 2021. El encarecimiento ha sido de 21.2% para los fertilizantes y enriquecedores del suelo; de 17.4% para la energía y los lubricantes y de 9.2% para los piensos, mientras que los costos de la energía y los lubricantes aumentaron 55.6%.

Estados Unidos

Un video difundido ayer mostró que ocho agentes de la policía de Akron, Ohio, participaron en un tiroteo que acabó con la vida de un hombre negro desarmado cuyo cuerpo fue encontrado con unas 60 heridas de bala después de que huyó de un control de tráfico la semana pasada.

El episodio representa una nueva muerte de hombres negros a manos de las fuerzas del orden en EE.UU. que, según los críticos, son acciones racistas e injustificadas, incluido el asesinato en 2020 de George Floyd en Mineápolis, que desencadenó protestas mundiales contra la brutalidad policial y la injusticia racial.

En otro tema, una niña de 10 años que estaba embarazada de seis semanas como consecuencia de una violación tuvo que trasladarse fuera del estado de Ohio porque entró en vigor a finales de junio la prohibición del aborto a nivel estatal tras la decisión del Tribunal Supremo estadounidense de suprimir el derecho al aborto a nivel federal.

Las organizaciones de narcotraficantes en México lucran con la migración en una cuerda que se mueve entre el tráfico consentido de personas y la trata, hecho que diferentes agencias del gobierno de EE.UU. tienen identificado como una de las actividades de estas empresas criminales. Incluso advierten la colusión de funcionarios públicos de México y EE.UU. la facilitan. “Mover seres humanos como carga deja miles de millones de dólares a las organizaciones criminales trasnacionales de contrabando”, refiere la Evaluación Nacional de Riesgos de Lavado de Dinero, publicada por el Departamento del Tesoro de EE.UU. este año.

El Departamento del Tesoro de EE.UU. sólo consigna un estudio de la organización Rand, el cual refiere que en 2017 la migración del Triángulo Norte de Centroamérica generó entre US$ 200 millones y US$ 2.300 millones de dólares para traficantes. En medio está el sistema financiero que tanto en México como en EE.UU. es un filtro para los flujos ilícitos y el lavado de dinero.

Podríamos decir que EEUU está viviendo una simultaneidad de las crisis (económica, cambio climático, la guerra, racial, migratoria, las epidemias, la desigualdad, el aborto y la financiera). Es decir, las crisis que se entrelazan y superponen, de modo que tienden a provocar un efecto extendido que puede abarcar al conjunto de la sociedad. Los problemas se asocian con una serie compleja de conflictos que atañen a los acuerdos políticos funcionales, la forma de los antagonismos y las crisis que derivan en procesos que se pueden volver en una crisis sistémica incontrolable.

Chile

El ministro de Hacienda, Mario Marcel, ha anunciado la reforma tributaria de la Administración Boric, pieza fundamental para financiar cerca de la mitad de un ambicioso programa. La reforma busca recaudar un 4,1% del PIB en cuatro años, es decir, unos US$ 12.000 millones de dólares.

En un momento de una compleja situación económica, con alta inflación (11,5% en los últimos 12 meses) y riesgo de recesión, uno de los principales desafíos del Gobierno será ordenar a sus propias fuerzas en el Parlamento –donde no tiene mayoría–, y sumar apoyos de grupos políticos no oficialistas.

“La reforma tributaria que hoy presentamos junto al ministro Marcel busca una mayor equidad y cohesión social en base a un nuevo pacto fiscal que nos permitirá avanzar en derechos sociales junto a un buen uso de nuestros recursos”, explicó el presidente Boric. Para el ministro, “responde a la idea de un pacto fiscal que aporte al desarrollo del país, que ayude a modernizar el sistema tributario, que le dé más justicia al sistema y que sea eficiente tanto en la recaudación como en el uso de los recursos”.

Argentina

Argentina atraviesa una combinación fatal de subida del volumen importado, por el invierno y la reactivación post pandemia, y de los precios internacionales de la energía. La cuenta se ha disparado a US$ 8.000 millones de dólares y el Banco Central argentino no dispone de los dólares suficientes para saldar la cuenta.

Ni el acuerdo con el FMI este año ni el acuerdo con los acreedores privados en septiembre de 2020. No logró despejar la incertidumbre en los mercados. Argentina no logro sustentar el refinanciamiento con un contundente equilibrio de su cuadro macroeconómico. Los bonos argentinos a 10 años tienen un rendimiento del 48% [con respecto al 100% de su valor nominal] y los de Ucrania, que está en guerra, tienen un 37%. Mientras tanto, la inflación interanual ya está por encima del 60%, con una previsión para diciembre que supera con comodidad el 70%.

Colombia

El Informe Final de la Comisión de la Verdad es el espejo de la tragedia colombiana. El Informe Final indica que 50.770 personas fueron secuestradas, 121.768 desaparecidas, 450.664 asesinadas y 7,7 millones desplazadas forzadamente, entre otras modalidades de violencia, como los miles de víctimas de violencia sexual. Destaca asimismo los llamados falsos positivos, donde 6.402 civiles inocentes fueron asesinados por el Ejército que los hacía pasar por guerrilleros para mostrar resultados, o como más de 30.000 niños fueron vinculados a la lucha armada cuando tenían 15 años o menos.

España / Mali / Sahel / OTAN

El Ministerio de Asuntos Exteriores maliense ha convocado al embajador de España en Mali, José Hornero, para que dé explicaciones sobre las “inaceptables” declaraciones del ministro de Exteriores español, José Manuel Albares, acerca de la posibilidad de una intervención de la OTAN en el país africano. Albares se expresó así hablando del nuevo enfoque estratégico acordado por los jefes de Estado y de Gobierno de los países de la OTAN en Madrid.

El ministro de Exteriores maliense, Abdoulaye Diop, quien calificó de «condenables» las palabras de Albares, que afirmó que no descartaba una intervención de la OTAN en Mali «si fuera necesario». «Esta declaración es inaceptable», dijo Diop. Según Diop, «el ministro español debe acordarse de que la situación de inseguridad y de expansión del terrorismo en el Sahel está relacionada con la intervención de la OTAN en Libia, de la que nosotros padecemos las consecuencias».

No hay olvidar que durante las llamadas “guerras yugoslavas” (1992-1999), la intervención de la OTAN causó la desaparición del mismo estado. En lo que fue un ensayo de la “guerra humanitaria” descargó sobre su gente unos 30.000 proyectiles de uranio empobrecido. Entre 1991 y 2003 y solo en Irak, las acciones de la OTAN mataron a cerca de 2 millones de personas, casi la mitad, niños.

El corredor de Suwalki

La Unión Europea (UE) se dispone a eximir el corredor de Suwalki (el corredor de Suwalki es una franja de territorio de 96 kilómetros en frontera entre Lituania y Polonia), en territorio polaco, de las ‎sanciones europeas contra Rusia, reanudando así la circulación de bienes desde la Federación ‎Rusa hacia el enclave ruso de Kaliningrado. Para salvar las apariencias, ante lo que en realidad es un retroceso después de la decisión ‎anterior de cortar el aprovisionamiento de Rusia a Kaliningrado, la UE exige que ‎el corredor de Suwalki no sea utilizado para exportar bienes rusos hacia otros destinos.‎

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.