El régimen de Ortega y el COVID-19: Dos batallas que ganar, asegura Kitty Monterrey

A través de un artículo de opinión Kitty Monterrey, Presidente Nacional del Partido Ciudadanos por la Libertad (CxL) afirmó que el país debe ganar dos batallas que de forma simultánea están afectando a los nicaragüenses: el régimen de Ortega y el COVID-19.

A juicio de Monterrey no hay una respuesta clara de como salir de la situación sociopolítica y sanitaria que vive Nicaragua, es por ello que instó a la población a mantenerse en la “lucha silenciosa pero efectiva” para prevenir el contagio; y en la lucha, “que no necesariamente debe ser silenciosa pero debe ser efectiva”, contra el régimen orteguista.

“En el tema de la pandemia, los ciudadanos no contamos con información transparente del Ministerio de Salud y por tanto desconocemos la realidad del avance de esta mortal enfermedad en nuestro país.  Sin embargo, mantenemos desde hace varias semanas una lucha silenciosa pero efectiva para prevenir el contagio, y nadie se ha rendido, más bien hemos organizado cadenas de solidaridad para proteger a los de mayor riesgo, todos unidos con el objetivo de salvar vidas”, comentó la dirigente política sobre el coronavirus.

Mientras que en el caso de la dictadura expresó: “La batalla contra el régimen dictatorial debe ser igual, cada ciudadano opositor consciente de la supresión de nuestros derechos, debe continuar la lucha, que no necesariamente debe ser silenciosa pero debe ser efectiva, sumando esfuerzos para seguir exigiendo las reformas indispensables para que nuestro voto sea respetado y organizándonos para ganar la batalla electoral, que llegará más temprano que tarde”.

Monterrey aseguró que, para ganar ambas batallas, se deben hacer “grandes cambios en la forma de organizarnos y hacer política”, puesto que Nicaragua cambió a partir de abril de 2018 y el mundo está cambiando a raíz del COVID-19.

“Es fundamental que todos aceptemos esta realidad para ejercer liderazgos útiles, que ayuden a Nicaragua a asumir los enormes retos políticos, económicos y sociales, que sólo podemos superar mediante un verdadero esfuerzo nacional”, sostuvo.

Hizo énfasis en que, así como exigimos que el régimen nos informe con transparencia sobre la pandemia, “igualmente debemos hablar con honestidad sobre los esfuerzos, o la falta de ellos, para construir una verdadera alianza de oposición”.

Cabe señalar que hasta la fecha CxL ha estado analizando sobre su “alianza” a la Coalición Nacional donde están otros partidos políticos de la oposición y sectores de la sociedad civil para enfrentar al dictador Ortega ante unas eventuales elecciones presidenciales.

Monterrey podría estar dando un motivo del por qué no decide integrarse al grupo opositor. “Falta humildad para reconocer que nadie es dueño de la rebelión cívica de Abril, que esa rebelión fue un acto espontáneo de miles de ciudadanos impulsados por un ideal de libertad, entre los cuales hoy tenemos mártires, presos y exiliados. Y con ese ideal debe ser nuestro único compromiso, por encima de los intereses individuales o colectivos que, aun siendo legítimos, entorpezcan el logro del objetivo común” señaló la presidenta de CxL.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.