“El silencio, la cárcel o el destierro” de religiosos, algo que “ya está ocurriendo” en Nicaragua, asegura socióloga Elvira Cuadra

La socióloga Elvira Cuadra, directora del Centro de Estudios Transdisciplinarios de Centroamérica (CETCAM), aseguró este jueves que “el silencio, la cárcel o el destierro”, son tres caminos que el régimen de Daniel Ortega y Rosario Murillo ha ofrecido a los religiosos en Nicaragua que critican su administración.

CETCAM publicó esta semana su informe ‘Perspectivas 165: Sin Dios y sin ley’, en el cual analiza la confrontación abierta que ha tenido la dictadura Ortega Murillo con la Iglesia Católica en Nicaragua, e indicó esos tres caminos que a juicio a Cuadra, son hechos que “ya están ocurriendo” en el país.

La confrontación del régimen de Daniel Ortega y Rosario Murillo con la Iglesia católica está llegando a uno de sus puntos más álgidos y los quiere forzar a tomar uno de tres caminos: el silencio ante la situación del país, la cárcel o el destierro en el caso de que no acepten bajar la cabeza”, valoró el CETCAM, un centro de pensamiento integrado por investigadores centroamericanos de distintas disciplinas.

Cuadra dijo en entrevista con La Mesa Redonda que, “esos tres caminos que el régimen de los Ortega Murillo ha puesto frente a los líderes religiosos no es algo para futuro, sino que es algo que efectivamente ya está ocurriendo”.

En esa línea, sostuvo que “ya hay hechos concretos en relación” a estos.

Por ejemplo –señaló—“hay sacerdotes a los que se ha silenciado” como el padre Harving Padilla de Masaya “que estuvo sitiado algunos días y tuvieron que llegar a sacar las autoridades religiosas y lo llevaron a un lugar donde quedó completamente fuera de la vista pública”, mencionó la socióloga.

En el tema del “destierro”, Cuadra indicó que “es algo que está planteado desde 2019 y el precedente más importante de este tiempo es el de monseñor Silvio Báez, después en 2021 el del padre Edwing Román y más recientemente el Nuncio Apostólico que fue expulsado del país y las monjitas de la orden de las Misioneras de la Caridad que también fueron expulsadas de Nicaragua”.

Y, en el caso de la cárcel, la experta menciona a tres sacerdotes presos: Manuel García, enjuiciado y condenado por supuesta violencia doméstica en contra de una mujer que pasó de víctima a acusada por no inculpar al religioso; Leonardo Urbina, de la ciudad de Boaco, enjuiciado por el supuesto delito de abuso sexual a una menor; y Óscar Benavidez, de la Diócesis de Siuna, a quien de momento no le han formulado cargos.

En el tema de la cárcel, ya hay tres sacerdotes apresados, dos de ellos acusados por supuestos delitos de orden público; y el sacerdote de Mulukukú que fue detenido y que no se sabe por qué, y que está con una orden de ampliación del periodo de supuesta investigación”, señaló.

Esos caminos no son para mañana, sino que se los está planteando en este momento el régimen de los Ortega Murillo”, anotó Cuadra.

Según el informe de CETCAMen los últimos meses los ataques dirigidos contra la Iglesia se han incrementado e incluyen la detención y procesamiento a dos sacerdotes católicos por supuestos delitos de orden común, además del cierre de medios de comunicación católicos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.