Embajador ruso en Nicaragua niega que su país haya bombardeado alguna ciudad ucraniana o haya afectado a civiles

El embajador de Rusia en Nicaragua, Alexander Khokhólikov, negó este miércoles que su país haya bombardeado alguna ciudad ucraniana o haya afectado a civiles en esa nación, en el marco de lo que llamó “operación especial militar”. Sin embargo, los videos y fotografías de agencias de noticias y ciudadanos en Ucrania desmienten su versión.

Más de 2.000 civiles ucranianos han muerto desde el comienzo la invasión lanzada por Rusia el pasado 24 de febrero, denunció este miércoles el Servicio Estatal de Emergencia de Ucrania (DSNS, por sus siglas en ucraniano).

Durante los siete días de la guerra, Rusia ha destruido cientos de infraestructuras de transporte, viviendas, hospitales y guarderías. En este tiempo han muerto más de 2.000 ucranianos, sin contar a nuestros defensores”, señaló el DSNS.

Asimismo, durante las últimas horas las fuerzas militares de Rusia ha bombardeado intensamente Járkov, la segunda ciudad en importancia de Ucrania. También han sido atacadas Mariúpol, Odesa y Jérson, entre otras.

Según medios orteguistas, con los que el embajador ruso compartió este miércoles, el diplomático afirmó que “la Federación Rusia aboga por el diálogo y por la paz, prueba de eso, es que ha asistido a la segunda ronda de negociaciones con Ucrania. Rechazó que Rusia haya bombardeado alguna ciudad ucraniana o haya afectado a civiles”.

Khokhólikov argumentó que la dictadura en su país “no puede permitir la creación de un Estado anti-Rusia, así podemos llamar ahora al estado ucraniano, que se convierte, por razones internas, por la ideología nazi, en anti-Rusia”, y tampoco que “se convierta en la base militar de la OTAN”.

El diplomático ruso acusó a los medios de comunicación “occidentales alineados con el imperialismo norteamericano y europeo” de emprender una “guerra de desinformación” en torno a la invasión de Putin a Ucrania.

Justificó que la “operación especial militar” en Ucrania es supuestamente para la “desmilitarización y desnazificación” de ese país, “no hay otro propósito, nadie quiere ocupar el territorio de Ucrania”, aseguró.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.