En el Día Internacional de los Trabajadores en Nicaragua no hay nada que celebrar, señalan ONGs

Este vienes 1° de mayo se conmemora en todo el mundo el Día Internacional del Trabajador, sin embargo en Nicaragua no hay “nada que celebrar”, indicó el Movimiento de Mujeres Trabajadoras y Desempleadas María Elena Cuadra. Mientras que la Comisión Permanente de Derechos Humanos (CPDH) declaró que en este día se puede afirmar que en Nicaragua “es cuando hay más violaciones a los derechos laborales”.

El movimiento feminista sostuvo que actualmente la situación de los trabajadores en la industria maquiladora por el COVID-19 y las medidas tomadas por los empleadores, en 42 empresas en las que laboraban 83.980 personas casi la mitad están sin empleo.

La organización detalló que 13.045 trabajadores están afectados bajo la modalidad de “vacaciones ampliadas”. Asimismo, 23.000 trabajadores fueron afectados por la modalidad de “suspensión colectiva”, a quienes aplicaron el artículo 38 del Código Laboral. Mientras, que a 5.768 personas les cancelaron el contrato de trabajo; por lo que solo 42.167 se encuentran laborando.

A esto se suma que una empresa cerró totalmente.

Por su parte, la CPDH denunció que el cumplimiento de la legislación laboral nicaragüense, “está muy lejos de las aspiraciones de los trabajadores”. A esto agregó la falta de oportunidades y de acceso a un empleo, la discriminación política y partidaria para acceder a un puesto laboral en el Estado, que hacen que la situación laboral sea más difícil.

“Las presiones sobre los empleados públicos, las retenciones para las cotizaciones partidarias y el uso del tiempo laboral para actividades políticas, son algunas de las violaciones laborales en este contexto”, anotó.

La CPDH explicó que, en el caso de los excarcelados, los familiares de víctimas mortales de la represión orteguista, los perseguidos y asediados políticos han venido sufriendo un bloqueo para acceder a un empleo; “incluso nosotros, como CPDH, hemos visto que algunos empleadores han tenido que prescindir de algunos servicios, producto de la presión de la Policía que cada día reprime más al pueblo de Nicaragua”, subrayó.

La organización destacó además que, los despidos están a la orden del día. “Muchas empresas han cerrado sin cumplir con sus obligaciones, dejando a los trabajadores en el desempleo y sin sus prestaciones laborales”, indicó.

Por otra parte, el Ministerio del Trabajo y el Poder Judicial están dejando en indefensión a los trabajadores por la retardación de justicia y por expedir sentencias contrarias a los derechos laborales, algo que hemos comprobado, apostilló.

La CPDH instó al pueblo nicaragüense a continuar “en pie de lucha permanente” por sus derechos humanos, por sus derechos laborales que están siendo violentados y pisoteados.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.