Entrevista con Manuel Zelaya Rosales: “ya estuve en el poder, no quiero que me vuelvan a sacar”

*Por Expediente Público

El surgimiento de Libre se inscribe dentro del llamado Acuerdo de Cartagena de 2011 que permitió el retorno de Manuel Zelaya a Honduras, la anulación de los expedientes fiscales en su contra, y la incorporación, en ese entonces del Frente Nacional de Resistencia Popular, en la incursión política electoral del país, entre otras garantías para la reincorporación de los exiliados políticos tras el golpe de estado al país. Esas fueron las bases que dieron origen al surgimiento de Libertad y Refundación.

Con más pobres que ricos en el padrón electoral, Zelaya hizo su primer intento por recuperar el poder con Libre, postulando a su esposa Xiomara Castro para la presidencia, pero en las elecciones del 2013 tuvo que conformarse con los 896,498 votos que convirtieron a Libre,   en la principal fuerza opositora, desplazando de esa posición al Partido Liberal, la casa de origen de Zelaya.

Los que pensaron que la derrota sería el final de la carrera política de Zelaya, se equivocaron. Libre obtuvo 37 diputados, de un total de 128, y Zelaya se convirtió en el principal interlocutor en la oposición jugando un papel determinante en el escenario político de la última década.https://www.youtube.com/embed/aGO_gX1xuy4?feature=oembed

Libre, por tercera vez…

En las elecciones del 2017, Libre, en alianza con el popular presentador de televisión Salvador Nasralla, estuvo a punto de alzarse con la presidencia. Hasta hoy ambos sostienen que la Alianza Opositora ganó la elección y que el triunfo del Partido Nacional es resultado del fraude. La diferencia fue de apenas 50 mil votos. La sensación de que fueron robados está justificada en los hechos: la alianza iba liderando el conteo de votos hasta que un apagón eléctrico revirtió la tendencia a favor del Partido Nacional. A esto se agrega el hecho de que Libre y la oposición en general, nunca ha reconocido como legal la postulación de Juan Orlando Hernández a la reelección para un segundo mandato, por ser prohibido por la Constitución, misma que fue interpretada por medio de una cuestionada resolución de la Corte Suprema de Justicia.

Pero la tercera podría ser la vencida para Libre y Manuel Zelaya. En las elecciones del 28 de noviembre, Libre postula de nuevo a Xiomara Castro, esposa de Zelaya, y hasta septiembre las encuestas no se ponían de acuerdo si iba primera o segunda en la intención de voto.

Una encuesta de Cid Gallup de septiembre le daba 21 % en la intención de voto, segunda detrás del candidato nacionalista Nasry Asfura que tenía 26%. Sin embargo, la encuestadora mexicana Treasearch la colocaba primera con 31.8% a menos de un punto de Asfura que aparecía con 30.9%. Tercero aparecía el candidato del Partido Salvador de Honduras, Salvador Nasralla, con 15%. 

Sin embargo, el panorama político en Honduras cambió el 13 de octubre cuando el Partido Libre, de Zelaya, anunció una alianza con el Partido Salvador de Honduras, que preside Salvador Nasralla, dejando como candidata única a Xiomara Castro.  Si las encuestas eran acertadas, entre Nasralla y Castro sumaban 36% de la intención de voto, muy por delante de Asfura que estaba en 26%.

Todo indica que las elecciones de noviembre podrían definirse entre Nasry Asfura del Partido Nacional y Xiomara Castro del Partido Libre. Y por supuesto, cualquiera que sea el resultado, el expresidente Zelaya seguirá siendo un actor principal en la política hondureña.

“Esta unión y este acuerdo político entre las fuerzas principales de la oposición que suman el 95% de la oposición, simplemente es una derrota de la dictadura y una garantía de que todo este altísimo problema de deuda, corrupción, narcotráfico está a punto de terminar el 28 de noviembre. En estos próximos días se va a iniciar, ese es el mensaje, una nueva era de prosperidad y democracia para nuestro país” dijo el exmandatario a Expediente Público tras el anuncio de la alianza.

Aunque el expresidente fue el artífice de la alianza, Zelaya se está esforzando por minimizar su rol en la campaña electoral y haciendo énfasis en que él será solo un actor secundario como coordinador del Partido Libre. La razón podría ser que es consciente de que el nombre Manuel Zelaya genera desconfianza, particularmente en sectores conservadores, empresariales y diplomáticos. En el 2009 acusó a estos sectores de promover el golpe de Estado que lo sacó del poder a seis meses de acabar su mandato. De hecho, el Partido Nacional ya comenzó una campaña destacando los vínculos de Zelaya con la izquierda latinoamericana.

La pregunta acerca del protagonismo que tiene desde Libre y desde la campaña que postula a su esposa, no parece gustarle al exmandatario, que considera una falta de respeto dudar de las capacidades y la independencia de su compañera de hogar y de lucha.

¿Cuál será el rol que tendrá usted en un gobierno de Libre?

Yo estoy electo coordinador del partido, competí fuertemente con gente que me adversa, no pretendo ninguna participación en el gobierno, ya estuve, ya no quiero que me vuelvan a sacar.

¿Gobernará Xiomara o Mel?

¿Es posible realmente pensar en un escenario de un gobierno de Libre en el que Manuel Zelaya no participe en la toma de decisiones?

Pienso que debes valorar y respetar a Xiomara, es una mujer de lucha, yo la he acompañado, tenemos un matrimonio de 44 años, cuatro hijos, cinco nietos, eso habla de una mujer estable, de mucho carácter y tu servidor que ha estado décadas enteras en la política, ha podido avanzar a la par de ella precisamente por la capacidad que Xiomara tiene, no dudes de eso, la presidenta es una, la silla presidencial es una y la firma es una.

¿Qué nivel de independencia tendrá ella con respecto al Partido Libre?

Es una cultura machista en Honduras, yo que soy macho, ya la superé, pero en las mujeres todavía existe ese criterio que no pueden tener su propia opinión, capacidad, Xiomara tiene esa capacidad.

Sin embargo, la pregunta está en la mente de los que adversan a Libre y a Zelaya, sobre todo en la de aquellos a quienes no les pasa desapercibido que el discurso del expresidente Zelaya no ha variado con respecto al 2009. La destitución de Zelaya provocó una fractura y una polarización de la sociedad hondureña que persiste 10 años después y las elecciones son un campo para dirimir las diferencias. Los bandos oscilan entre los seguidores del expresidente y los sectores que temen el regreso de Zelaya y sus ideas del socialismo del Siglo XXI.  Y aunque hay 15 postulantes a la presidencia en este proceso, solo cuatro de ellos tienen capacidad para atraer indecisos, conservadores opuestos a las ideas de Zelaya y a los que repudian el régimen de Hernández.

¿Cómo ve su partido con vistas a estas elecciones de noviembre?

Un partido es una expresión del pueblo, en Honduras hay muchos partidos, ahora van participando 14 partidos políticos, en ese sentido hay de derecha y de extrema derecha como el que dirige Juan Orlando Hernández, que nosotros lo consideramos ilegal. Hay otros partidos que son muy nuevos y no se sabe qué son, nosotros nos hemos ubicado como un partido progresista que se ubica en las demandas  de la izquierda no solo continental sino también hondureña, tenemos una génesis,  nacimos con el golpe de Estado y en estos 12 años hemos tenido  muy buena trascendencia y resultado,  estamos en la tercera elección y ya estamos en los organismos electorales, para nosotros es mucho más fácil garantizar un respeto a la voluntad popular precisamente por ese hecho.

Defensa del socialismo

¿Libre sigue posicionado como un partido a la izquierda?

A nivel internacional y nacional, yo ya fui presidente, llegué con un partido de centro derecha, el Partido Liberal, dentro del ejercicio del gobierno me enfrenté a los poderes fácticos de Honduras para lograr el desarrollo, porque son altamente conservadores. La izquierda siempre será una sociedad que protesta frente a las injusticias y ahí queremos estar nosotros y así queremos ser si llegamos a convertirnos en gobierno, un partido que vele por la disminución de las desigualdades, por la gente que sufre, que tiene dolor en este país, esa es la izquierda.

¿No cree que ese posicionamiento a la izquierda es un obstáculo para alcanzar el poder?

Bueno, Andrés Manuel López Obrador luchó contra el neoliberalismo en México y ganó el senado, el congreso, la alcaldía, la gobernación y la presidencia; en Bolivia en este momento se ganó todo después de un golpe de Estado, lo mismo hemos visto los triunfos de Alberto Fernández en Argentina y Pedro Castillo en Perú.  En Estados Unidos, Bernie Sanders, demócrata, sacó millones de votos, nosotros planteamos lo mismo que él plantea allá:  el socialismo democrático. El mundo tiene que avanzar, no podemos quedarnos congelados en el siglo 20, porque las ideas se van agotando y el modelo que gobierna a Honduras, que es de derecha, neoliberal, clasista, oligárquico, no tiene ningún futuro.

Esta retórica es bastante similar a la del 2009, ¿no teme que vuelva a suceder lo mismo si Libre llega al poder?

Yo creo que la misma oligarquía ha reconocido sus errores, los militares, Estados Unidos, hay una gran madurez, eso es lo que sentimos nosotros en el pueblo hondureño y aun en sectores conservadores. Nuestra candidata estuvo en las maquilas en San Pedro Sula y recibió el reconocimiento de todos, la semana pasada estuvo en la Cámara de Comercio, se reúne permanentemente con sectores de la Embajada Americana, la Unión Europea, en Honduras hay mucha madurez, ya no es (un país) tan atrasado.

¿Cree que el ambiente es más propicio para un gobierno de izquierda?

Es que aquí nadie puede gobernar con un partido solamente, se tiene que gobernar con la sociedad, con los sectores que tienen verdaderos intereses en la sociedad y el pueblo es el juez de eso. Nosotros lo que sostenemos es que aquí en Honduras desde el 2009 se montó una dictadura con apoyo militar que ha endeudado el país hasta la coronilla, hoy debemos 16 mil millones de dólares, cuando estos me sacaron estábamos en tres mil y hoy tenemos 16 mil, una deuda insostenible. De todo lo que recauda el país, el 40 por ciento es para pagarle a la banca, no hay para educación, para salud, para carreteras, el país está quebrado, está viviendo de un engaño porque estos 12 años ha sido de fracasos totales. Cancelaron la cuenta del Milenio, los han señalado por narcotráfico, acusaciones graves de corrupción, expulsaron a la MACCIH, la OEA dijo que repitieran las elecciones porque Juan Orlando no había ganado, y el Departamento de Estado lo ratificó, Estados Unidos comprende su error, quieren democracia, quieren paz y derecho a inversión y generación de empleo.

¿Cree que las heridas que sufrió Libre en las internas ya están sanadas?

Fueron más grandes las del Partido Nacional y el Partido LIberal, la lucha interna siempre te va a dejar heridas, pero la capacidad de Xiomara es de aglutinar, de unir diferentes sectores, aunque siempre van a tener luchas internas, es normal.

Una de las críticas que hacen los disidentes es que Libre es un partido familiar, su esposa es la candidata, su hija y su hermano corren para diputados, ¿qué dice sobre eso?

No tienen ninguna ventaja en participar porque sean familia; Carlos (su hermano) por ejemplo, participa en Olancho y hay nueve corrientes; aquí en Tegucigalpa, Xiomara Hortensia Zelaya, “La Pichu” (su hija) participó y había 280 candidatos, el pueblo es el que escoge, es un país donde hay libertades, el pueblo decide, somos un partido democrático, somos un país que estamos luchando para que haya democracia.

¿Por qué no deberían temer los hondureños que Libre estructure un gobierno a base de lealtades familiares?

Porque ya estuvimos en el gobierno y  nos conocen,  nosotros no expropiamos una sola empresa, no pusimos un solo impuesto, bajé los precios de los combustibles, de la energía eléctrica, se redujo sustancialmente el interés bancario para el sector  productivo,  sin devaluar la moneda,  la época en que los empresarios hicieron más dinero es cuando tu servidor estuvo a la par de Xiomara impulsando un gobierno progresista, como ya nos conocen, no necesitamos ofrecer,  simplemente basta la responsabilidad y experiencia que nos avala.

La reelección y planes vacíos contra el narcotráfico

Usted podría postularse a la presidencia ¿por qué no lo hace?

Es ilegal la reelección en Honduras, Juan Orlando no es presidente.

¿Libre no apoya la reglamentación de la reelección?

No se puede reglamentar lo ilegal, la reelección no es tema de campaña ni de Libre, tenemos un sentido de la democracia y es el pueblo el que toma las decisiones,  estamos a días de las  elecciones, ya las cosas están dadas, ya no hay continuismo, la gente ya no lo quiere,  la gente espera un sistema democrático,  los jóvenes se están yendo,  entre quinientos y ochocientos  jóvenes diarios salen  para la frontera  de México y Estados Unidos, Honduras está en un proceso de desarticulación, la propuesta de las Zede (Zonas de Empleo y Desarrollo Económico)  de Juan Orlando  y el Partido Nacional  es aberrante, es la disolución de la patria,  nadie se quiere quedar sin patria, solo ellos.

¿Cómo plantearía combatir la migración?

No hay ninguna  forma de combatir la migración si aquí no se establece un régimen democrático, respetuoso del estado de derecho y un sistema de justicia independiente e imparcial, un congreso que represente al pueblo, no que ejerza simplemente una dictadura; yo hice una Ley de Transparencia ( y Acceso a la Información Pública), Juan Orlando  hizo una Ley de Secretos, hice una Ley de Participación Ciudadana y estaba desarrollando el proyecto de la cuarta urna,  a Juan Orlando no le bastó imponer la reelección con la Corte Suprema de Justicia,  sino que se dio poderes absolutos:  maneja la Corte (Suprema de Justicia), la Fiscalía, los militares y acaba de quitar autonomía al Consejo Nacional Electoral (CNE), le quitó los fondos al CNE, atrasó un año la Ley Electoral y además atrasó el presupuesto para que no transmitiéramos  desde las urnas,  ¿cómo vas a combatir la migración si no hay estado de derecho, respeto a derechos humanos, si no hay democracia? Eso no genera empleo, ni genera paz, en el país es necesario establecer un régimen democrático, con dimensión social, para que la gente tenga confianza y el inversionista venga e invierta en nuestro país.

Ambiguo con relación a Washington

¿Cómo plantearía Libre la relaciones con Estados Unidos?

Nuestras relaciones con Estados Unidos son muy buenas, nunca han sido malas, tuve un problema con los halcones de Washington no directamente con el gobierno de Estados Unidos, un grupo reaccionario de ultraderecha que mandaba aquí a Robert Carmona y  Otto  Reich,  a agentes de la Central de Inteligencia;  esos mismos halcones, un grupo conservador que da golpes, mueve guerras, invasiones, golpes de Estado,  han recibido una gran lección, ahorita la pobreza ha aumentado, el narcotráfico es insoportable,  vienen juicios contra muchos dirigentes del Partido Nacional en Estados Unidos, nuestras relaciones con Estados Unidos  están muy bien.

¿Libre considera un amigo a Estados Unidos?

Estados Unidos es el principal socio de Honduras, socio comercial, económico y hay inmensas relaciones, este grupo, Tea Party, tiene toda una campaña para robarse el petróleo de Venezuela, yo traje petróleo de Venezuela, y engancharon un montón de cabezas calientes aquí que no son patriotas y que rompieran el orden constitucional, eso no lo confundas con la relación diplomática. Estados Unidos  acaba de salir de Afganistán donde  tenía planteada una guerra, Estados Unidos funciona hacia adentro como una gran democracia, que nosotros la respetamos, pero cuando ese grupo hace guerras, lo señalamos como acciones que no aceptamos, pero nuestra relación, especialmente Xiomara, que tiene muchos contactos en Washington,  es para que en Honduras se instale una democracia que tenga sentido de desarrollo para evitar lo que está pasando, migración,  corrupción,  es parte del programa de Xiomara.

¿Libre tiene un plan para combatir el narcotráfico?

Nosotros estamos en contra del narcotráfico, aquí nadie consume drogas y máxime el tráfico de drogas.

¿Tiene definido un rol para las Fuerzas Armadas en la lucha contra el narcotráfico? 

Es que las Fuerzas Armadas tienen un rol constitucional de defender nuestras fronteras, defender el espacio aéreo, el espacio marítimo, las Fuerzas Armadas son fundamentales, pero también los organismos del Estado; la mayor parte de narcotraficantes que se han llevado o que se han ido voluntariamente, aquí no tenían, pero ni una coma en un juicio o demanda, el sistema judicial ha sido tradicionalmente el que más ha promovido los ilícitos en el país.

¿Cree que el presidente Juan Orlando Hernández está involucrado en el narcotráfico como se ha dicho en la Corte de Nueva York?

Los jueces y los fiscales de Estados Unidos lo han dicho, yo no tengo carácter de juez ni fiscal, pero los jueces de Nueva York dicen que sí públicamente.

Algunos creen que después de que el presidente Hernández deje la presidencia ¿podría ser acusado, pedido en extradición?

De eso que no te quepa ni la menor duda, ni la mínima duda, pero mira lo que hicieron los Estados Unidos con México: capturaron a un general (Salvador) de apellido Cienfuegos, le pusieron una demanda y después hicieron un comunicado en el que dijo el Departamento de Estado “hemos pedido a la fiscalía que retire las acusaciones contra el general Cienfuegos, vale más nuestra amistad con México que ese general” y lo devolvieron. Estados Unidos es una potencia mundial, para ellos lo más importante es mantener sus relaciones, Juan Orlando en este momento está condenado prácticamente por las acusaciones que tiene en el Distrito Sur de Nueva York,   pero me imagino que ha de estar en un afán muy acelerado de buscar un arreglo con los Estados Unidos.

Zelaya se refiere al caso del general mexicano Salvador Cienfuegos, exsecretario de Defensa en el gobierno de Enrique Peña Nieto, quien, según la acusación de Estados Unidos, estableció vínculos y colaboró a cambio de sobornos con el grupo delictivo H-2, el cual se dedicaba al tráfico de drogas hacia EE.UU. y fue detenido en Estados Unidos el 15 de octubre del año pasado bajo acusación de narcotráfico. En un comunicado conjunto, el Departamento de Justicia de Estados Unidos y la fiscalía general de México informaron que se desecharían los cargos penales contra el general mexicano para que pudiera ser juzgado en México, donde se le abrió una investigación. La de Cienfuegos fue la detención de más alto perfil en las Fuerzas Armadas de México por parte de autoridades estadounidenses.

En un escenario de un gobierno de Libre ¿apoyaría la extradición, colaboraría con el gobierno de Estados Unidos?

Es que la extradición es un acuerdo con los países, Libre es un partido que no existía en mi gobierno, pero hemos tenido una buena relación, en ese sentido la relación internacional tiene que ser recíproca, no es de un lado para otro, es de acuerdo. Libre, si tiene oportunidad de gobernar, va a hacer acuerdos y uno de esos acuerdos más importantes es el acuerdo para el combate de la corrupción, combate al narcotráfico, lo que se logra con diferentes acuerdos con Estados Unidos; la extradición es un acuerdo y esa extradición debe sostenerse siempre y cuando las condiciones de los dos países estén aceptadas.

La comunidad internacional, particularmente Estados Unidos, ve con desconfianza a Honduras por la corrupción, el narcotráfico, ¿cómo va a trabajar eso el gobierno de LIbre?

La salida de Juan Orlando es el 50 por ciento de la salida del narcotráfico, Nasry Asfura es un títere de Juan Orlando, igual como Juan Orlando ha sido un títere de Estados Unidos.  Estados Unidos dejó su títere ya, más bien tiene sendos señalamientos en Estados Unidos. ¿Qué es lo que esperamos como partido político? Simplemente si se vence la dictadura, si hay una salida de este sistema, ahí tenemos el primer paso importante.

¿Hay un plan concreto para combatir la corrupción?

La corrupción   es un mal que está haciendo una alarma en el mundo por el régimen que está gobernando al país y en ese campo Xiomara tiene una propuesta para invitar a Naciones Unidas para que la ayude a conformar una comisión contra la impunidad y la corrupción.

 Creo que ese mal es parte sustancial de un sistema que hay que cambiar, si la Corte sigue obedeciendo órdenes políticas y de sectores particulares, no hay forma de combatir la corrupción; si el sistema de coimas, de corruptores y corruptos,  si eso no se combate, tampoco se podrá combatir la corrupción,  entonces lo primero es establecer un régimen de transparencia, la democracia solo tiene un sentido esencial que es la  rendición de cuentas frente al pueblo y aquí en Honduras no existe esa rendición de cuentas.

Alianza y amistad con régimen de Daniel Ortega

Organismos de derechos humanos han condenado el asesinato de Berta Cáceres, esos mismos organismos critican las violaciones a los derechos humanos en Nicaragua, ¿qué opina del régimen Ortega Murillo?

En el caso de Berta nosotros condenamos ampliamente el crimen, hemos sido abanderados en las calles para hacer justicia  frente a ese asesinato, la misma embajada americana ha estado luchando junto a la familia de Berta  para que se aclare ese crimen, un magnicidio que avergonzó a nuestro país,  tenemos centenares de personas que han sido asesinadas por el régimen, aquí hay escuadrones de la muerte y todo indica que son sicarios que llegan como llegaron  a Haití y que asesinaron al presidente (Jovenel Moïse), que vienen de países suramericanos, son contratados por escuadrones de la muerte haciendo  limpieza social,  haciendo masacres,  se han parado las masacres porque estamos en elecciones  y saben que les hace daño,  pero cada vez que ha habido un escándalo inmediatamente ha habido una masacre para desviar la atención  y todos los medios, hay muchos medios tarifados,  que empiezan  a hablar de la masacre, y se olvidan de los problemas torales del país.

¿Y qué opina del gobierno de Nicaragua?

Con respecto a Nicaragua, tengo el suficiente criterio para conocer tanto el bloqueo que tiene Estados Unidos contra Cuba y el bloqueo y desprestigio que usa contra Nicaragua y Venezuela. Yo conozco eso, yo mismo fui víctima de eso cuando me suscribí al ALBA, ahí volvemos a los halcones, no sé si la información que sale en los medios aquí sea objetiva, yo pienso que los pueblos deben de determinar su propio sistema, si a mí me preguntas, en este momento, en Nicaragua no hay ninguna manifestación como se vio hace unos dos o tres años atrás, en contra del régimen, no he visto ninguna manifestación, no conozco lo que está pasando, sé que van a elecciones.

¿No cree que hay persecución de la prensa y la oposición política?

Es que la información  que sale no siempre  tengo certeza de cuál sea el alcance y cuáles son las causas,  por qué esta pasando, no puedo pronunciarme específicamente más que decirte que sé que es un país bloqueado por Estados Unidos, atacado por Estados Unidos, acuérdate del proyecto Irán-Contras,  el coronel Oliver North fue prisionero,  acusado y condenado, compraba droga en América  del Sur a través de organizaciones  de Estados Unidos  y la vendían y financiaban armas para la Contra para atacar a Daniel Ortega,  entones un país que ha sido atacado, rodeado, bloqueado por Estados Unidos  ¿cómo puedo ser objetivo al calificarlo? Vamos a esperar sus elecciones, que tengan un resultado.

¿Ortega es el único candidato prácticamente?

Sí, mi respuesta de Nicaragua te la estoy dando, un país bloqueado por Estados Unidos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *