“Es un refrito”: la respuesta de Bukele sobre investigación de El Faro que revela supuesta negociación con pandillas

El presidente salvadoreño Nayib Bukele, desestimó la investigación del periódico digital El Faro, que implica a funcionarios del Gobierno y diputados de la Asamblea Legislativa en una supuesta negociación con las tres principales pandillas en El Salvador: la MS-13, el barrio 18 Sureños y el barrio 18 Revolucionarios.

Bukele se tomó casi 18 horas para poder responder a la investigación, y no ofreció comentarios adicionales para contradecir la publicación de El Faro que cita una investigación de la Fiscalía General de la República (FGR), denominada ‘Catedral’.

“Dentro de un mes, volverán a sacar el MISMO REFRITO y volverán a pedir reacción del Gobierno. Sus propios ataques son contradictorios entre sí y nunca presentan pruebas de nada. Ya si alguien les quiere creer, aún sabiendo todos para quién trabajan, pues adelante”, tuiteó el mandatario.

El Gobierno habría negociado con las tres principales pandillas del país a cambio de mantener bajos los índices de homicidios, según la publicación. Hace un año, El Faro había revelado que la negociación era únicamente con la MS-13; sin embargo, la investigación iniciada por la Fiscalía de Raúl Melara ─destituido por la Asamblea oficialista─, documentó que también existirían acuerdos con las facciones del barrio 18.

El 1 de mayo de 2021, la Asamblea Legislativa, controlada por Nuevas Ideas, destituyó a los magistrados de la Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema de Justicia (CSJ), y al fiscal general, Raúl Melara.

La investigación, entonces, quedó en vilo: el nuevo fiscal, Rodolfo Delgado, desmanteló el Grupo Especial Antimafia (GEA), la unidad que había conseguido los hallazgos que implicaban al gobierno de Bukele.

En un primer tuit, el mandatario reaccionó diciendo “No lo sé Rick, parece Soros”, en referencia al financiamiento internacional que obtiene El Faro a través de la Open Society Foundation, fundada por el multimillonario George Soros. En numerosas ocasiones, Bukele se ha unido a grupos de ultraderecha que acusan al magnate de dirigir una conspiración global para desestabilizar gobiernos.

¿Qué dice la investigación ‘Catedral’?

La nota publicada por El Faro retoma la investigación que desarrolló, hasta hace unos meses, la Fiscalía General de la República. El grupo de fiscales que la lideró, sin embargo, fue desarticulado por el nuevo fiscal nombrado por Nuevas Ideas, GANA, PCN y PDC; Rodolfo Delgado.

La investigación, logró documentar con fotografías, escuchas telefónicas, seguimientos a funcionarios y archivos, que el actual director General de Centros Penales, Osiris Luna Meza, permitió la entrada de “sujetos encapuchados” al penal de Zacatecoluca, para reunirse con pandilleros.

Los fiscales de Catedral constataron una reunión ocurrida el 31 de marzo de 2020, en la que Osiris Luna ingresa al penal de Zacatecoluca, conocido como Zacatraz, junto a otros cinco enmascarados, que no se identificaron con los custodios.

En el “área de control 2”, se entrevistaron con ocho líderes de pandillas. Se trataba de Víctor García Cerón, “Duke”, Jeffrey Isaac Pérez López, “Xochil”; y Rubén Arnoldo Toledo Cea, “El Humilde”, tres de los líderes del Barrio 18-R durante la Tregua de 2012; junto a ellos estaban Erick Saúl Villalobos, “Pitoreta”; líder del Barrio 18-S, los dirigentes de la ranfla nacional de la MS-13: Borromeo Enrique Henríquez, “Diablo de Hollywood”; Tibero Ramírez Valladares, “Snyder de Pasadena”, y dos líderes de menor perfil dentro de esa misma mara: Daniel Jeremías Brizuela Soriano, “Kilo de City Paraísos”, y Elvis Enrique Mejía “Sayco”.

De este último, la Fiscalía había logrado incautar un teléfono plagado de mensajes con líderes de la ranfla, en los que se constata cómo se ponían de acuerdo para ingresar al penal, la ropa que usarían, y cómo hacerse pasar por “juras” (policías) mientras accedían al resto de pandilleros en las reuniones con Luna. Una de estas conversaciones, transcritas por los fiscales, se dio un día antes de que el grupo volviera a reunirse.

Luna habría ocultado evidencia.

Según el reporte de El Faro, la Fiscalía no solo constató nuevas reuniones de Luna con líderes de pandillas; si no el supuesto encubrimiento de la Dirección General de Centros Penales (DGCP), tras la primera investigación del periódico que reveló la tregua con la MS-13, y que fue publicada el 3 de septiembre.

A penas dos días después de la investigación, el 5 de septiembre de 2020, Luna llegó al penal de Zacatecoluca acompañado de “personal de informática” para retirar discos duros de computadoras, que albergan videos de quienes salen y entran de los penales, fotografías de wilas y otra información.

La comitiva de Osiris Luna también se llevó 221 “libros de novedades”, una de las pruebas que constató El Faro para documentar la primera negociación del Gobierno de Bukele. En estos libros se registra la entra y salida de personas.

*Con información del Diario El Mundo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *