Fallecido por COVID-19 fue cremado, sepultarán sus cenizas cuando su familia pase la cuarentena

El segundo caso confirmado con coronavirus en Nicaragua que falleció la tarde del jueves, fue cremado y sus cenizas serán sepultadas cuando sus familiares culminen su cuarentena por ser sospechosos de COVID-19, según informó hoy la vicedictadora Rosario Murillo.

“Sus familiares decidieron cremarlo y conservar sus cenizas para un sepelio cristiano una vez que ellos culminen su propia etapa de cuarentena preventiva y protectora”, dijo Murillo.

La mujer de Daniel Ortega, agregó que “lucharon con él por su vida”, pero que era un caso “muy complicado por todos los padecimientos previos de diabetes, hipertensión y otros derivados de la situación personal de este caso, del paciente con VIH Sida”, comentó Murillo volviendo a violar la Ley 820, “Ley de  Promoción, Protección y Defensa de los Derechos Humanos ante el VIH y Sida”, que establece que no debe revelarse la condición de las personas portadoras o con la enfermedad y por tanto respetarse su confidencialidad.

Murillo reportó este segundo caso el 20 de marzo, ese día reveló que la víctima era portadora de VIH, que viajó a Colombia donde se infectó de coronavirus, regresando a Managua el día 16 del mismo mes.

Protocolo del MINSA

Según el “Protocolo de Preparación y Respuesta ante el Riesgo de Introducción del COVID-19”, diseñado por el régimen orteguista y con el que trabaja el MINSA, cualquier víctima mortal del coronavirus será inmediatamente enterrada tras el deceso, sin derecho a ser velada.

El documento, señala: “En caso de fallecimiento a causa del coronavirus, los cadáveres serán entregados en ataúdes cerrados y deberán ser sepultados inmediatamente para evitar mayor exposición ante el virus”.

“El personal de salud debe informar a la familia por qué algunas prácticas no se pueden hacer debido a factores de exposición que ponen en riesgo a su familia u otras personas”, señala el Protocolo.

Nicaragua ha confirmado hasta la fecha cuatro casos de coronavirus, pero a diferencia del resto de países de Centroamérica no ha decretado ningún tipo de alerta o emergencia por la pandemia, ni ha ordenado la suspensión de las clases.

El régimen orteguista, tampoco ha restringido la entrada ni movilidad en el territorio a ningún viajero y ha dicho que no establecerá ningún tipo de cuarentena a los afectados, aunque hoy Murillo dijo que la familia del fallecido está en ese proceso de aislamiento.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.