Familia de comerciante leonesa inconforme con “cadena perpetua revisable” contra hermanos asesinos

*Por Voces en Libertad

La víctima fue secuestrada, robada y asesinada de 33 puñaladas en noviembre pasado. “¿Cadena perpetua con opción a revisión? Eso no es justicia. Debieron condenarlos a 30 años y punto”, reclama familiar.

Los acusados de secuestrar y asesinar de 33 cuchilladas a la comerciante leonesa Aleyda Catalina Gómez Sandoval, de 52 años, fueron condenados a cadena perpetua. El 11 de enero, la Fiscalía había solicitado la pena máxima contra los hermanos Celso Terencio y Dicarson Rosalío Vallejos Meza, de 29 y 33 años, responsables del crimen según las investigaciones policiales.

Esta semana, a los acusados les fue leída la sentencia, y aunque es la máxima, los familiares de la víctima se muestran inconformes con el resultado judicial.

Prácticamente eso no es justicia, cadena perpetua con derecho a revisión, es como que el papá diga a su hijo que se porta mal: tenés este castigo, pero te lo suspendo si cambias algunas actitudes, ¿Dónde está la corrección? Estos chavalos pueden salir en cualquier momento, veo un vacío grande en la sentencia. Era mejor que de un sólo le dieran 30 años”, se quejó Armando Rojas, el único hijo varón de la víctima.

La sentencia contra los hermanos, sería la tercera de este tipo dictada en el departamento de León. En la sentencia condenatoria dictada por el juez Distrito Penal de Audiencia de León, Julio Daniel González Balladares se condena a los hermanos Vallejos Meza a la prisión perpetua por asesinato agravado, más siete años por robo agravado en perjuicio de la comerciante leonesa conocida como “La Chelita”. 

Los reconocidos hermanos Vallejos Meza, también han sido sentenciados a cinco años y seis meses por robo agravado frustrado en perjuicio de José Armando Rojas Medina, de 64 años y pareja de Gómez Sandoval.

Angustia y tragedia 

En la sentencia, también se determinan como agravantes del asesinato el hecho de que el crimen, fue cometido en lugar desolado, en la comarca Los Ángeles, cinco kilómetros al sur del casco urbano de León. La única atenuante que encontró el encargado de impartir justicia a favor de los condenados, es el hecho que se hayan declarado culpables de manera espontánea, en la audiencia preliminar. 

La comerciante se convirtió en la cuarta mujer asesinada en lo que 2022 en el departamento de León. Desde el pasado 25 de noviembre, la comerciante fue secuestrada y sus familiares pasaron horas de angustia sin saber de ella, hasta el trágico desenlace.   

Gómez Sandoval, siempre servía incondicionalmente a las personas que solicitaban su ayuda. Su tramo se ubica por la esquina de los bancos, en el mercado central de León. Ahí ofertaba artículos de jugueterías y de temporada. También era prestamista. 

Ni ella ni su familia, imaginaron que ese 25 de noviembre del 2022, perdería la vida después que ella abordó el taxi Placa LE 358, color rojo que conducía Celso, muy amigo de ella y de su familia, quien en años anteriores, le trabajó al matrimonio de comerciantes.

Le robaron y le arrebataron la vida

Su cuerpo fue buscado día y noche y encontrado el 30 de noviembre en estado de descomposición en un predio montoso al sureste de la ciudad de León.

Los hermanos, Celso y Dicarson, no tienen antecedentes penales, es por ello que ha causado extrañeza y revuelo lo que hicieron.  Lo que todavía divide a la opinión pública en la ciudad de León, es la duda de que si hubo un autor intelectual detrás del crimen.    

En el lugar donde la mataron, la comerciante fue despojada por sus victimarios de su teléfono celular valorado en 210 dólares y un bolso en el que cargaba 12.000 córdobas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.