Familiares de presos y presas políticas en ‘El Chipote’ denuncian el deterioro general de su salud y agravamiento de enfermedades crónicas

Familiares de los presos y presas políticas detenidas en la Dirección de Auxilio Judicial, conocida como ‘El Chipote’, denunciaron esta tarde que el “deterioro general de su salud y agravamiento de enfermedades crónicas” en sus familiares.

Mediante una conferencia de prensa virtual, varios familiares de presos políticos informaron que pudieron verlos en ‘El Chipote’ entre el 17 y el 19 de marzo pasado y “comprobaron que se siguen vulnerando sus derechos fundamentales” en condiciones “completamente inhumanas”.

Hemos observado un deterioro general de su salud: además del agravamiento de las enfermedades crónicas que algunos padecen, todos presentan problemas debido a las condiciones en las que son mantenidos, como hongos en la piel, eccemas y síntomas compatibles con la Covid-19”, dijeron los familiares.

Reafirmamos nuestra profunda preocupación por las condiciones en que les mantienen y que están provocándoles daños irreversibles tanto físicos como psicológicos”, advirtieron.

En el caso del exvicecanciller Víctor Hugo Tinoco, este presenta una parálisis facial en etapa inicial “que de no ser tratada adecuadamente puede agravarse en combinación con sus otras enfermedades preexistentes, entre ellas, leucopenia, trastornos de ritmo cardíaco y dislipidemias, que pueden desencadenar un bloqueo aurículo-ventricular”, dijo su hija Cristian Tinoco.

Exigencias de los familiares de presos y políticas:

  • Garantía de las condiciones de higiene, luz y ventilación mínimas que un espacio debe tener para albergar a un ser humano. Actualmente, las paredes de varias celdas están cubiertas de moho, lo que constituye un grave peligro para su salud.
  • Cese inmediato de la reclusión en celdas de 2×2 metros, selladas, sin ventilación, con luces encendidas las 24 horas o en permanente penumbra y sin posibilidad de ver o ser vistos desde el exterior en las que se encuentran Miguel Mendoza, Juan Lorenzo Holmann, Medardo Mairena, Yader Parajón, Freddy Navas y Michael Healy.
  • Cese inmediato del aislamiento e incomunicación al que están sometidas Tamara Dávila, Suyén Barahona, Dora María Téllez y Ana Margarita Vijil.
  • Cambio de régimen carcelario a casa por cárcel para todas las personas presas políticas de edad avanzada o con problemas acuciantes de salud, tal y como establece la ley y como ya se concedió en otros casos.
  • El cumplimiento del régimen de visitas familiares establecido en la ley, incluyendo a los niños y niñas de la familia y el derecho a llamadas telefónicas.
  • Que se les brinde atención médica especializada apropiada y medicamentos adecuados a sus problemas de salud, tanto crónicos como sobrevenidos por las condiciones de encarcelamiento.
  • El cumplimiento de medidas básicas de prevención contra la Covid-19 establecidas internacionalmente, como mínimo que los funcionarios penitenciarios usen mascarillas y que a las personas presas políticas se las cambian con frecuencia.
  • La entrega de frazadas para combatir el frío por la noche.
  • Que se les proporcione una alimentación sana, completa y alineada con sus necesidades particulares, complementando con la entrega regular y ordenada de paquetería que puedan manejar de forma autónoma.
  • El establecimiento de horas comunes de patio y sol, donde puedan interactuar entre ellas y ellos, y con el espacio que les rodea.
  • Que se permita la entrega de material de lectura y escritura, la Biblia o textos religiosos según su fe, cartas, dibujos y fotografías de familiares que no han podido visitarles.

Los familiares reiteraron que no cesarán de demandar colectivamente la “libertad inmediata, incondicional y con garantías” para todas las personas presas políticas del país.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.