Feministas denuncian actos de intimidación por parte de policías y paramilitares orteguistas

Dos de las agrupaciones feministas más conocidas de Nicaragua denunciaron este lunes que grupos de policías y paramilitares realizaron actos de intimidación en su contra, mientras sostenían una asamblea de mujeres en Managua.

La Red de Mujeres contra la Violencia y la organización Programa Feminista La Corriente, informaron que el sábado pasado sus integrantes fueron víctimas de “actos de intimidación, hostigamiento y asedio, perpetrado por policías y paramilitares”.

De acuerdo con la denuncia, los policías y los paramilitares armados, rodearon a las mujeres mientras se desarrollaba la asamblea, y al salir, detuvieron a algunas, mientras las obligaban a mostrar su identificación y a quitarse la mascarilla para ser fotografiadas.

“Estos actos se suman a la campaña de asedio y hostigamiento sistemático que el Estado nicaragüense sostiene contra defensoras de derechos humanos y organizaciones feministas, así como contra periodistas, presas políticas, excarceladas, y sus familias”, destacó la Iniciativa Mesoamericana de Mujeres Defensoras de los Derechos Humanos, en un comunicado en el que se refirió a la denuncia.

Aunque ser feminista y defender los derechos humanos no es delito en Nicaragua, las agrupaciones que defienden a las mujeres están confrontadas con el régimen de Daniel Ortega, porque brindaron su apoyo a las multitudinarias manifestaciones antigubernamentales de 2018, que fueron reducidas con ataques armados de policías y paramilitares, que dejaron cientos de presos, muertos o desaparecidos.

“Exigimos al Gobierno de Nicaragua el cese de los actos de intimidación, hostigamiento, asedio y persecución contra las defensoras y organizaciones feministas de este país, las cuales desde hace décadas están llevando a cabo una labor fundamental para avanzar en los derechos de las mujeres nicaragüenses a la igualdad, a una vida libre de violencia o a decidir sobre sus cuerpos y sus vidas, entre muchos otros”, destacó la Iniciativa Mesoamericana.

Una situación similar a las de las feministas viven grupos juveniles, opositores, estudiantiles, médicos, campesinos, sacerdotes, empresarios, entre otros, que han declarado que en Nicaragua existe un “Estado policial”.

*Con EFE | Foto referencia: VOA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *