Fiscal general de EEUU llegó Ucrania para colaborar en investigación de los crímenes de guerra de Rusia

El fiscal general de Estados Unidos, Merrick Garland, visitó este martes Ucrania para discutir sobre el enjuiciamiento de personas involucradas en posibles crímenes de guerra durante la invasión rusa que comenzó a finales de febrero, dijo un funcionario del Departamento de Justicia.

Garland se reunirá con su homóloga ucraniana, Iryna Venediktova, con el cometido de hablar de los esfuerzos de Estados Unidos y de la comunidad internacional para ayudar a Kiev a “identificar, detener y procesar a las personas implicadas en crímenes de guerra y otras atrocidades en Ucrania”, señaló el funcionario.

Garland llegó en una escala de su gira europea, de camino a la reunión ministerial entre Estados Unidos y la UE en París.

Casi cuatro meses después de que Rusia invadiera Ucrania, Kiev afirma haber identificado miles de casos de presuntos crímenes de guerra. Los más notorios han sido las acusaciones de asesinato de decenas de civiles en Bucha, a las afueras de la capital ucraniana.

Este martes, la oficina del presidente ucraniano informó que al menos seis civiles habían muerto en las últimas 24 horas y otros 16 habían resultado heridos. Según su actualización diaria, las fuerzas rusas bombardearon a lo largo del día la región septentrional de Chernihiv, e intensificaron sus bombardeos sobre Kharkiv, la segunda ciudad más grande de Ucrania. También se produjeron explosiones el martes por la mañana en la ciudad meridional de Mykolaiv.

El Departamento de Estado de Estados Unidos anunció en mayo la creación de una nueva unidad para investigar, documentar y dar a conocer los presuntos crímenes de guerra cometidos por Rusia en Ucrania.

Por otra parte, Estados Unidos anunció este lunes que renunciará al uso de minas antipersona fuera de la península de Corea y se compromete a no desarrollar, producir o exportar estas armas contra la población civil, informó este lunes la Casa Blanca.

Una vez más, el mundo ha sido testigo del impacto devastador que pueden tener las minas antipersona en el contexto de la guerra brutal y no provocada de Rusia contra Ucrania”, afirmó Adrienne Watson, portavoz del Consejo de Seguridad Nacional, en un comunicado en el que precisa que el objetivo último de Washington es unirse a la Convención de Ottawa, el principal tratado internacional que prohíbe las minas antipersona.

*Con información de AFP

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.