Francisco Sagasti juró como presidente interino de Perú

Francisco Sagasti juró este martes como nuevo presidente interino de Perú. El dirigente del Partido Morado asumió el cargo un día después de que el Congreso aprobara una nueva Mesa Directiva, luego de la renuncia el domingo del mandatario Manuel Merino.

Mirtha Vásquez Chuquilin, quien inició la sesión con un pedido de minuto de silencio en homenaje a los dos manifestantes que murieron en las protestas del último fin de semana y por las víctimas de la pandemia, asumió el cargo de vicepresidente interina.

Pasadas las 17, hora local, y luego de que los vicepresidentes de la Mesa Directiva convocaran y acompañaran a Sagasti al hemiciclo, el nuevo jefe de Estado juramentó ante el pleno para asumir las funciones de presidente de la República.

En su mensaje al Congreso, comenzó recordando a los jóvenes “lamentablemente fallecidos durante las últimas jornadas”. “Expresaron y vieron la movilización ciudadana realizada en ejercicio legítimo del derecho fundamental a la protesta”. Además, agradeció la presencia en el hemiciclo de los familiares de Jack Pintado, de 22 años, e Inti Sotelo, de 24 años.

“No podemos devolver la vida a estos jóvenes, pero sí podemos evitar que vuelva a suceder, apoyar decididamente a los heridos, algunos de ellos de gravedad. En nombre del Estado les pido perdón a sus familiares y a ellos. Y a todos los jóvenes que marcharon por la democracia”, expresó.

Este martes más temprano, el ingeniero, de 76 años, adelantó que conformará un Gobierno plural que, entre sus principales temas de gestión, mantendrá la lucha contra la corrupción, una de las grandes exigencias de la ciudadanía. “Perú tendrá un gobierno plural que mantendrá la lucha contra la corrupción”, afirmó.

El dirigente del Partido Morado llega al poder en medio de una de las peores crisis políticas de la historia de Perú. Vizcarra fue destituido el pasado 9 de noviembre tras la aprobación de una moción de censura en el Congreso y el cargo fue asumido por Merino, pero nada más asumir el cargo comenzaron las protestas que se agravaron hasta que el sábado murieron dos personas y 107 resultaran heridas en las movilizaciones, de las cuales 34 continúan hospitalizadas. Además hay 65 desaparecidos. El principal objetivo de Sagasti será mitigar la tormenta política en el país y liderar una transición pacífica hasta las elecciones presidenciales de abril de 2021. La toma de posesión del presidente tendría lugar el 28 de julio de 2021.

En diálogo con la emisora local RPP, Sagasti dijo que en cuanto asuma la Presidencia, asumirá “la responsabilidad como Estado” de las dos víctimas mortales y las decenas de heridos que dejaron las masivas protestas ciudadanas que se dieron durante la última semana contra el gobierno de su antecesor, Manuel Merino, quien renunció ante la presión ciudadana.

“Estoy convencido y creo que el Estado le debe una disculpa no solo a los jóvenes sino a la ciudadanía en general”, indicó también antes de elogiar la labor de los “valerosos reporteros” que arriesgaron su seguridad para cubrir y dejar testimonio de la violenta represión policial.

El futuro gobernante señaló que se asegurará de que los policías que actuaron con violencia sean sancionados y consideró que se tiene que entrenar a los agentes y establecer una dirección que permita “evitar los excesos”.

“Cuenten con mi compromiso, con el apoyo a los familiares y a los deudos de estos dos jóvenes que han fallecido, a las personas que están heridas, cuenten con el compromiso de trabajar por el país y de mantener a la ciudadanía informada”, enfatizó.

Ese gesto se vio cristalizado este martes, cuando los familiares de Jack Pintado, de 22 años, e Inti Sotelo, de 24 años, las dos víctimas de la represión policial, fueron invitados al Congreso a observar la toma de mando de Sagasti.

Por su parte, el mandatario sostuvo que ya está trabajando en la conformación de un “gabinete amplio que represente la diversidad y pluralidad” del país, “con gente experimentada y la capacidad de trabajar en equipo”. “Esperamos buscar responsables de los ministerios capaces de trabajar en equipo y en este momento tenemos criterios, no puedo adelantar ningún nombre”.

Agregó que va a trabajar para conformar su Gobierno “sin prisa pero sin pausa”, porque prefiere “tener un buen gabinete”, a pesar de que es “consciente de la urgencia de esto”.

“Ojalá podamos tener toda la diversidad que existe en nuestro país, la idea es convocar al mejor equipo y hacer lo más rápido posible”, aseguró.

El principal objetivo de Sagasti será mitigar la tormenta política en el país y liderar una transición pacífica hasta las elecciones presidenciales de abril de 2021. La toma de posesión del presidente tendría lugar el 28 de julio de 2021.

El flamante presidente de Perú es una figura de relativo consenso, bien visto tanto por la izquierda y la derecha, y con un perfil que puede ayudar a tranquilizar a una ciudadanía hastiada con los manejos políticos y los intereses subalternos evidenciados por los partidos que impusieron la destitución de Vizcarra y la asunción de Merino.

*REUTERS

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.