Fundación Arias acusa a Ortega y Murillo de genocidio en Nicaragua

La Fundación Arias para la Paz y el Progreso Humano acusó esta mañana al régimen de Daniel Ortega y Rosario Murillo Zambrana, de estarse “aprovechado” de la pandemia del COVID-19 en Nicaragua “para provocar un genocidio impulsado por una negligencia criminal”.

“El presidente Daniel Ortega y su esposa Rosario Murillo recibieron la pandemia diciendo que las fronteras del país estaban blindadas por la protección divina. Para mostrar ese blindaje, convocaron a festivales, fiestas populares, manifestaciones, y turistas. El resultado de sus acciones es que se calcula que morirán, según las proyecciones de esta mañana expuestas por el epidemiólogo Yayo Vicente, 265 mil nicaragüenses”, dijo la directora de la Fundación, Lina Barrantes Castegnaro en una rueda de prensa virtual en Costa Rica.

Vicente fue una de las personas presentes en el encuentro, del que también formó parte la socióloga nicaragüense Elvira Cuadra que señaló que “la banalización de la muerte se ha convertido en una estrategia de control político, una necropolítica evidente”.

Entre las denuncias de la socióloga destaca que “obligan al personal de salud a no protegerse, a no usar mascarillas, ni batas ni ningún tipo de equipo de protección, lo que ha ocasionado un aumento en el contagio de los profesionales de salud e incluso su muerte. En este momento, cuando en Nicaragua se está dando un incremento de la curva de contagio, gran cantidad de personal de salud está contagiado o ha fallecido y no lo dicen”, denunció.

Por su parte, el experto en derechos humanos, Francisco Aguilar, afirmó que Costa Rica como nación “tiene una responsabilidad de proteger la población del país vecino”.

“Nuestro deber como costarricenses para con el pueblo nicaragüense es darles todo el apoyo necesario. No es posible que se esté dejando morir a la gente y se escondan los datos”, indicó.

La semana pasada, 52 diputados costarricenses enviaron una misiva a la Organización Panamericana de la Salud (OPS) en la que solicitó que el órgano internacional realice una “evaluación extrema” que determine cuál es la realidad que está afrontando Nicaragua, respecto al COVID-19.

*Con información de Delfino

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.