Gioconda Belli: “Yo salí de Nicaragua creyendo que iba a regresar”

La escritora y poeta nicaragüense Gioconda Belli fue una de las figuras importantes de la pasada Feria Internacional del Libro de Guadalajara. La autora de “La mujer habitada”, ganadora del Premio LiberPress de Literatura 2022, aterrizó en tierras mexicanas para presentar su más reciente título “Luciérnagas” y participar en diversos foros.

Durante el encuentro literario, Belli dio lectura a su obra poética y habló sobre el amor y sobre ser mujer entre recuerdos de Nicaragua, su patria, a la que no puede volver.

La poesía es más un gozo profundo, porque cuando hago un poema es como una descarga, una catarsis tremenda; me curo el dolor y la alegría, porque hay una alegría que duele también. Siempre en los libros se sienten esa alegría y ese dolor”, expresó la poeta durante su intervención en la FIL Guadalajara 2022.

La nicaragüense se mostró feliz de compartir con sus lectores recuerdos de sus inicios en el oficio de la escritura, y se definió como “una mujer con ganas de vivir que encuentra en la poesía su liberación”.

Gioconda Belli definió a la poesía como una herramienta que revolucionó el pensamiento y el panorama cultural de la Managua que ella vivió, convirtiéndose en parte integral de su vida cuando tenía alrededor de 20 años.Expresó el gran amor que le tiene a la poesía, y aseguró que los poemas curan; se refirió a las novelas como una disciplina que exige más esfuerzo y defendió la naturaleza primigenia y el poder de los versos escritos.

Para mí la poesía no es trabajo, como digo en uno de los primeros poemas que escribí, me voy llenando y de repente siento que voy a estornudar flores, que si abro la boca voy a crear un huracán, así dice el poema, la poesía viene a mí, me asalta y yo la escribo y después la trabajo. La novela es otra cosa, pero yo pienso que la literatura es como la música: necesitas a veces una guitarra, necesitas un violín, un piano, a veces sería como decir que la poesía es como una pequeña expresión concentrada de la música, reflexionó.

Nicaragua, una herida abierta

Gioconda Belli, quien vive en exilio, habló también de la situación política que la llevó al activismo en su natal Nicaragua, al paso que compartió algunos de los fragmentos de su trabajo, recordó lo doloroso que es no poder volver a pisar la tierra que la vio nacer, antes las amenazas del régimen de Daniel Ortega; sin embargo, afirmó que extraña “como un mar a alguien después de una noche de ausencia”.

Nicaragua está en una situación muy difícil y entonces yo he tenido, otra vez, a esta altura de mi vida, que exiliarme de mi país; pasé un tiempo muy difícil porque yo salí de Nicaragua creyendo que iba a regresar, pero salí y empezaron a encarcelar a todas las personas que, como yo, teníamos una opinión”, relató la escritora.

Recordó uno de sus poemas, “Consejos para la mujer fuerte”: “Si eres una mujer fuerte, protégete de las alimañas que querrán almorzar tu corazón. Ellas usan todos los disfraces de los carnavales de la Tierra: se visten como culpas, como oportunidades, como precios que hay que pagar. Te hurgan el alma; meten el barreno de sus miradas o sus llantos, hasta lo más profundo del magma de tu esencia, no para alumbrarse con tu fuego, sino para apagar la pasión, la erudición de tus fantasías”.

*Con Infobae

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.