Gremio médico le responde ofensas a Rosario Murillo y la invita a visitar los hospitales del país, atestados de casos de COVID-19

El Dr. Eddy Valverde, miembro de la Unidad Médica Nicaragüense (UMN) respondió este jueves las ofensas lanzadas ayer por la vicedictadora Rosario Murillo, quien afirmó que “falsos médicos” dan “falsos pronósticos” sobre la pandemia del COVID-19 en Nicaragua.

El miércoles, la sancionada Murillo arremetió contra el gremio médico independiente y los periodistas no oficialistas que los entrevistan porque a su juicio publican “noticias falsas” en torno al tema del coronavirus.

“Falsos médicos, con falsos pronósticos, con falsas encuestas: noticias falsas”, señaló la mujer del dictador Daniel Ortega.

“A las chachalacas que disfrutan, disfrutan, hacer daño sobre los temas de salud, les decimos: ni pudieron, ni podrán, ¡cálmense!, ¿saben por qué? A esos chachalacos que disfrutan alarmando a la gente, ¿saben?, porque en la vida todo se paga, y si hacemos daño, daño nos llegará”, agregó Murillo.

“No nos expongamos a recibir las consecuencias de nuestras acciones, hagamos el bien para que el bien nos llegue a todos”, advirtió.

Al respecto, el doctor Valverde, sostuvo que desde el inicio la pandemia en Nicaragua, el gremio médico lo que ha hecho es “evidenciar las verdaderas cifras catastróficas del COVID-19”, pues asevera que el Ministerio de Salud (MINSA) reporta “como el 1 o 2% de la realidad” de la enfermedad.

“Las cifras de Nicaragua sobre el COVID-19 se dice en letras grandes NO SON CREÍBLES”, dijo el Dr. Valverde en entrevista con La Mesa Redonda.

“El pueblo nicaragüense sabe quién dice la verdad. La credibilidad de nosotros no la puede destruir una alocución, una amenaza; nosotros nos debemos a nuestra población, y vamos a luchar por nuestra gente, diciendo la verdad, es nuestro juramento. No nos vamos a detener por las amenazas”, aclaró.

Valverde, destacó que desde la UMN han orientado a la población de lo que está pasando, “en ningún momento hemos querido crear pánico, en ningún momento hemos querido crear ‘falsa información’, pero otra cosa es esconder la verdad, vender una falsa normalidad que solo existe en la mente de aquellas personas que no tienen conexión con los hechos reales”, sostuvo.

En esa línea, el médico instó a Murillo a visitar los hospitales del país para que por su cuenta conozca el estado de salud de las personas y el colapso de las Unidades de Cuidados Intensivos (UCI).

“Yo invitaría a la señora (Murillo) a que asista a los hospitales públicos y privados del país, que vaya a las Unidades de Cuidados Intensivos y que niegue lo que se está diciendo. Que lleve sus cámaras y se entreviste a las familias nicaragüenses donde todos tenemos un amigo o un familiar que ha fallecido o a quedado con secuelas del COVID-19”, manifestó.

El Dr. Valverde agregó que “la verdad se demuestra con hechos, no se demuestra con amenazas, con insultos, con falsedades”.

“Qué interés tiene el gremio médico de decir mentiras, cual es la ganancia que nosotros tenemos en ‘decir mentiras’, nosotros no somos el poder político, el que miente es el poder político”, señaló.

Incluso, el médico subrayó que el gremio médico puede someterse al escrutinio de los periodistas oficialistas. “Se pueden acercar a nosotros, pero ojalá que también sus líderes se sometieran al escrutinio de los periodistas independientes. Nosotros no tenemos miedo porque quien dice la verdad no debe tener ningún temor”, aseveró.

Para el Dr. Valverde “Nicaragua es un país sin ley, un país sin estado de derecho donde cualquier ciudadano puede ser imputado por cargos falsos” y en el caso de los médicos independientes pueden ser las próximas víctimas judiciales del régimen.

“El día que el régimen quiera inventar algún caso contra algún médico, lo van a falsificar rápidamente, tienen los jueces, los fiscales, los policías, los paramilitares”, apuntó.

Es por ello, –añadió– que la UMN decidió cerrar sus oficinas en Managua, debido al asedio policial, y ante el riesgo de algún allanamiento, o que se le inventara un falso delito como “tráfico de medicamentos”, entre otros.

“En Nicaragua, la única manera (de defensa) es la protección de Dios porque no tenemos estado de derechos, tenemos una Policía que te falsifica datos, un Poder Judicial totalmente coaptado que está totalmente al servicio del régimen, al servicio de la dictadura, no al servicio de la ley y al derecho”, anotó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.