Gustavo Petro invita a los dictadores Ortega y Maduro a volver a la OEA

El presidente de Colombia, Gustavo Petro, mencionó, durante la posesión de nuevos embajadores de Colombia —que tuvo lugar ayer martes 13 de septiembre— que ha pedido a los dictadores en Nicaragua y Venezuela que regresen a la Organización de los Estados Americanos (OEA), comunidad garante de la Convención Americana sobre Derechos Humanos.

El argumento del líder colombiano para invitarlos de vuelta a la OEA es que su mandato está más vigente que nunca; prueba de ello es que la Corte Interamericana de Derechos Humanos le garantizó a él mismo el derecho fundamental a elegir y ser elegido. No obstante, advirtió que no está en capacidad de obligar a nadie y que la decisión debe ser iniciativa por ellos.

Le pedí al presidente Maduro que reingresara al Sistema Interamericano de Derechos Humanos. Hay que pedirle a Nicaragua que reingrese al Sistema Interamericano de Derechos Humanos. Son decisiones de ellos, obvio no son nuestras, no las podemos imponer. Pero yo creo que la Constitución democrática de América debe prevalecer, porque al final, ganen derechas, ganen izquierdas o como se llamen en el nuevo espectro político, lo que debe prevalecer para protección de unos y de otros es que los derechos fundamentales se respetan”, mencionó el mandatario.

El comentario del presidente se dio porque uno de los posesionados en la ceremonia fue Luis Ernesto Vargas, el embajador ante la OEA, el primer diplomático en ser nombrado para servir en el periodo de Petro, y el que despertó controversia al haberse ausentado del encuentro del 12 de agosto para condenar las violaciones de derechos humanos por el régimen de Daniel Ortega, bajo órdenes del ministro de Relaciones Exteriores, Álvaro Leyva Durán.

A propósito de las posturas políticas de la OEA, Petro lanzó un puntapié y acusó a la organización de polarizar al continente en lugar de buscar una cohesión: “La OEA se ha dedicado a excluir países, a dividir a América, cuando debería ser el integrador de América por encima de la diversidad ideológica. Deben realizarse dos tareas: que la OEA sea centro diverso y plural, y que el sistema interamericano de Derechos Humanos se fortalezca”. Finalmente, Petro le aseguró a Vargas que confía en su experticia para lograr dichos encargos desde su nuevo puesto.

*Con Infobae

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.