Hogar, dulce hogar: ¡peligros y peligros que perduran!

Por: Luis Ortega, CUSP

¿A quién no le gusta estar en casa? ¿Quién no anhela estar en casa con la familia cuando el deber exige estar lejos? ¡A todos nos encanta estar en casa, ser un hogar acogedor y dulce! Desafortunadamente, la necesidad de mantener la casa limpia, desinfectada (especialmente ahora con la amenaza COVID19) y, en ocasiones, requiere que usemos productos químicos que pueden ser letales para nosotros (niños, mascotas, adultos) si se usan o aplican sin seguir las instrucciones de los fabricantes; o, si está fuera de lugar. Los productos de limpieza domésticos que normalmente se almacenan en el armario debajo del fregadero de la cocina deben tratarse y utilizarse con mucha precaución y respeto.

A continuación se muestra una breve lista de algunos de los culpables:

AMBIENTADORES
La mayoría de los ambientadores interfieren con su capacidad para oler al cubrir sus conductos nasales con una capa de aceite o al liberar un agente que insensibiliza los nervios. Sustancias químicas tóxicas conocidas que se encuentran en un ambientador: Formaldehído: Carcinógeno conocido altamente tóxico. Fenol: cuando el fenol toca su piel, puede hacer que se hinche, se queme, se pele y se forme urticaria. Puede provocar sudores fríos, convulsiones, colapso circulatorio, coma e incluso la muerte.

AMONÍACO
Es un químico muy volátil, es muy dañino para los ojos, el tracto respiratorio y la piel.

LEJÍA (Blanqueador)
Es un fuerte corrosivo. Irritará o quemará la piel, los ojos y el tracto respiratorio. Puede causar edema pulmonar o vómitos y coma si se ingiere. ADVERTENCIA: nunca mezcle lejía con amoníaco, puede producir humos que pueden ser MORTALES.

CHAMPÚ PARA ALFOMBRAS Y TAPICERÍAS
La mayoría de las fórmulas están diseñadas para eliminar la mancha; cumplen la tarea, pero no sin utilizar sustancias altamente tóxicas. Algunos incluyen: Percloroetileno: carcinógeno conocido que daña el hígado, los riñones y el sistema nervioso. Hidróxido de amonio: corrosivo, extremadamente irritable para los ojos, la piel y las vías respiratorias.

DETERGENTES PARA LAVAVAJILLAS o LAVAPLATOS
La mayoría de los productos contienen cloro en forma seca y muy concentrado. Causa principal de intoxicaciones infantiles, según los centros de control de intoxicaciones.

LIMPIADOR DE CAÑERÍAS y DRENAJES
La mayoría de los limpiadores de desagües contienen lejía, ácido clorhídrico o tricloroetano. Lejía: cáustica, quema la piel y los ojos, si se ingiere dañará el esófago y el estómago. Ácido clorhídrico: Corrosivo, irrita los ojos y la piel, daña los riñones, el hígado y el tracto digestivo. Tricloroetano: irritante para los ojos y la piel, depresor del sistema nervioso; daña el hígado y los riñones.

CERA o ABRILLANTADOR PARA MUEBLES
Destilados de petróleo: Altamente inflamable, puede causar cáncer de piel y pulmón. Fenol: (ver Ambientadores, Fenol.) Nitrobenceno: Se absorbe fácilmente a través de la piel, extremadamente tóxico.

LIMPIADORES DE MOHO Y HUMEDAD
Las sustancias químicas que contiene son: Hipoclorito de sodio: Corrosivo, irrita o quema la piel y los ojos, provoca líquido en los pulmones que puede provocar coma o la muerte. Formaldehído: Carcinógeno conocido altamente tóxico. Irrita los ojos, la nariz, la garganta y la piel. Puede causar náuseas, dolores de cabeza, hemorragias nasales, mareos, pérdida de memoria y dificultad para respirar.

LIMPIADOR DE HORNOS
Hidróxido de sodio (lejía): Cáustico, irritante fuerte, quema la piel y los ojos. Inhibe los reflejos, causará daños graves en los tejidos si se ingiere.

LIMPIADORES ANTIBACTERIANOS
Puede contener: Triclosán: la absorción a través de la piel puede estar relacionada con daño hepático.

PRODUCTOS PARA LAVANDERÍA
Hipoclorito de sodio o calcio: Altamente corrosivo, irrita o quema la piel, los ojos o el tracto respiratorio. Sulfonato de alquilato lineal: Se absorbe a través de la piel. Agente conocido que daña el hígado. Tripolifosfato de sodio: Irrita la piel y las membranas mucosas, provoca vómitos. Se absorbe fácilmente a través de la piel de la ropa.

LIMPIADORES DE INODORO
Ácido clorhídrico: altamente corrosivo, irritante tanto para la piel como para los ojos. Daña los riñones y el hígado. Blanqueador de hipoclorito: Corrosivo, irrita o quema los ojos, la piel y el tracto respiratorio. Puede causar edema pulmonar, vómitos o coma si se ingiere. El contacto con otros productos químicos puede causar vapores de cloro que pueden ser fatales.


OTRAS COSAS PELIGROSAS QUE HAY ALREDEDOR DE SU CASA

PESTICIDAS  
La mayoría de los pesticidas tienen ingredientes que afectan el sistema nervioso de los insectos. Dimpylate: mejor conocido como diazinon, extremadamente tóxico. Daña el sistema nervioso central. Hidrocarburos clorados: Se sospecha carcinógeno y mutágeno. Se acumula en los alimentos y en el tejido graso. Atacará el sistema nervioso. Organofosforados: Tóxicos y venenosos. Si puede olerlo, sus pulmones lo están absorbiendo.

POLVOS CONTRA PULGAS y GARRAPATAS
Carbarilo: Muy tóxico, daña la piel, el sistema respiratorio y cardiovascular. Clordano: se acumula en la cadena alimentaria y puede dañar los ojos, los pulmones, el hígado, los riñones y la piel. Diclorofeno: Irritación de la piel: Puede dañar el hígado, los riñones, el bazo y el sistema nervioso central.

CHAMPÚ PARA PIOJOS
Especialmente vulnerables son los niños. Lindano: La inhalación, ingestión o ABSORCIÓN a través de la PIEL provoca vómitos, diarrea, convulsiones y colapso circulatorio. Puede causar daño hepático, mortinatos, defectos de nacimiento y cáncer.

LAVADO Y PULIDO DE AUTOMOVILES
Destilados de petróleo: Asociados con cáncer de piel y pulmón, irritante para la piel, ojos, nariz y pulmones. La entrada en los pulmones puede causar un edema pulmonar fatal, más marcado como Peligro, Dañino o Mortal.

REMOVEDOR DE ALQUITRÁN Y ERRORES
Contiene XILENO y DESTILADOS DE PETRÓLEO

Por lo tanto, tenga cuidado tanto en casa como en el trabajo. Vigile a los niños y las mascotas en todo momento. Previene un accidente fatal. Algunas veces se necesitan productos químicos domésticos, pero pueden ser bastante peligrosos. ¡Disfruta la vida!

Los términos de advertencia utilizados son importantes:

PELIGRO– Dañino o fatal en caso de ingestión. El sabor de una cucharadita por vía oral podría matar a un adulto de tamaño medio.
ADVERTENCIA– Nocivo en caso de ingestión. Una cucharadita a una onza por vía oral podría matar a un adulto de tamaño medio.
PRECAUCIÓN– Nocivo por ingestión. Una onza a más de una pinta tomada por vía oral podría matar a un adulto de tamaño promedio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *