Huracán Laura: tormenta toca tierra en EEUU con “marejada catastrófica, vientos extremos e inundaciones”

Al menos una persona fallecida y severos daños es el saldo preliminar de la llegada del huracán Laura a la costa sureste de Estados Unidos este jueves.

La poderosa tormenta, una de las más intensas que hayan azotado la región en la historia, tocó tierra en horas de la madrugada como huracán categoría 4 en la escala de Saffir-Simpson.

Lo hizo, como había anticipado el Centro Nacional de Huracanes de EE.UU. (NHC, por sus siglas en inglés), produciendo una “marejada catastrófica, vientos extremos e inundaciones”.

El NHC informó que el ojo de Laura golpeó primero el distrito de Cameron de Luisiana a la 01:00 am hora local (06:00 GMT) y urgió a la población a protegerse.

El ciclón registraba vientos de hasta 240 km/h, pero bajó a categoría 2 tras tocar tierra. Los pronósticos del NHC señalan que unas horas después se convertiría en tormenta tropical.

Una fallecida y daños

El gobernador de Luisiana, John Bel Edwards, confirmó la primera víctima mortal en su estado, una niña de 14 años que murió por la caída de un árbol sobre su casa en el área de Leesville.

“Sospecho que no será la única, aunque rezo para que no tengamos más (…). Hemos tenido luz del día por un par de horas. Parece que hay más daños estructurales por el viento y un poco menos de daños por inundaciones de lo que anticipamos”, dijo a la prensa.

En su reporte de las 10:00 (15:00 GMT) de este jueves, el NHC informó que Laura mantenía vientos máximos sostenidos de hasta 120 km/h, lo que corresponde con la categoría 1 de la escala Saffir-Simpson.

El organismo alertó sobre una “marejada ciclónica peligrosa” para las costas de Texas y Luisiana, además de que las inundaciones vistas en algunas zonas tardarán “varios días” en retroceder.

“Inundaciones repentinas generalizadas a lo largo de riachuelos, áreas urbanas y en carreteras continuarán a través de sectores de Luisiana, Misisipi y Arkansas”, decía la alerta.

La llegada del día mostró los escombros, ventanas rotas y árboles arrancados del suelo que dejó el paso de Laura en Lake Charles.

Los meteorólogos habían advertido en un principio sobre una marejada ciclónica “insobrevivible”.

Sin embargo, un ligero cambio en la dirección del viento evitó que algunas áreas sufrieran inundaciones de hasta 6 metros. Hubo reportes de 2,7 metros en algunas zonas.

Más de 540.000 hogares en Luisiana y más de 130.000 en Texas se quedaron sin electricidad este jueves por la mañana, según el sitio PowerOutage.

“El ojo de Laura se prevé que atraviese el noroeste de Luisiana a lo largo del jueves y por Arkansas en la noche del jueves, y por el valle del Misisipi el viernes”, informó el NHC.

El NHC pidió a los residentes de las proximidades de la ruta de la “catastrófica” tormenta que “tomaran acción inmediata para proteger sus vidas… en una habitación interior reforzada y lejos de ventanas”.

El presidente estadounidense, Donald Trump, emitió una declaración de desastre para Texas y Luisiana. En este último estado tocó tierra a principios de semana la tormenta tropical Marco sin causar grandes daños.

El paso de Laura como tormenta tropical por República Dominicana y Haití el pasado fin de semana dejó un saldo de al menos 13 muertos, además de inundaciones y numerosos destrozos.

En Cuba la tormenta cruzó rápidamente por el este de la provincia de Pinar del Río, el oeste de Artemisa y de La Habana, donde se registraron destrozos, pero no víctimas mortales.

*BBC

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.