Huye a EEUU docente sandinista a dos meses de jubilarse

*Por Voces en Libertad

Tras de ella, otros maestros integrantes del partido y en planilla del Ministerio de Educación (Mined), que ahora aborrecen al partido al que por años sirvieron.

Decenas de docentes de primaria y secundaria de los diez municipios de León, han abandonado sus plazas de trabajo para migrar de forma ilegal hacia Estados Unidos, entre ellos, una maestra sandinista a quien le faltaban dos meses para jubilarse. 

El mes pasado, la profesora de primaria Melva Campos Flores, a dos meses de jubilarse decidió abandonar el magisterio y perseguir el sueño americano. Campos era una conocida militante sandinista en este municipio y trabajó como presidenta en mesas electorales tanto para los comicios municipales y presidenciales del pasado, como los más recientes.    

Con más de 30 años en el magisterio, la última escuela donde impartió clases fue en el colegio San José de Apante de Telica-León. Hace 20 años, se destacó como una de las mejores docentes de primaria de ese municipio.  

Melva añoraba jubilarse y darse un retiro en el momento adecuado como ella decía, estamos asombrados de su decisión de abandonar a sus estudiantes y salir del país”, contó un colega de Campos, que por temor a que el Ministerio de Educación, tome represalia, pidió el anonimato. 

Otros le siguen 

Acompañando a Campos, pasaron la frontera de Estados Unidos y México otros docentes de primaria que impartían clases en comunidades del municipio de Telica.  Según la fuente, la decisión que están tomando los docentes emite un mensaje a los demás profesores que no vale la pena tanto esfuerzo para llegar a la jubilación.

No solo los maestros están dejando sus plazas, también quedaron dos vacantes en el área administrativa del Ministerio de Educación al irse al norte una pedagoga y el director de un colegio de aquí”, cuenta un maestro del municipio de Telica.   

Para poder obtener una plaza al egresar de la Escuela Normal Darwin Vallecillo Quintanilla, ubicada en el departamento de Chinandega, los aspirantes tenían que trabajar fielmente en las mesas electorales. Situación que llevó a maestros a involucrarse en actividades partidarias del Frente Sandinista, FSLN, desde noviembre de 2011.

Durante los comicios de ese año, los docentes recibieron regalías por trabajar en las Juntas Receptoras de Votos (JRV) ubicadas en cada centro educativo. Los docentes que han decidido abandonar las aulas de clase, son los mismos que se les vio trabajar en las mesas electorales como presidente, vocales y fiscales. Otros se encargaban de vigilar y comunicar al secretario político como marchaba la situación. 

Ellos siempre eran capacitados para hacer que el circo electoral funcionara, es decir, los maestros son los trabajadores del Estado más involucrados en la farsa. En 2011, el docente que ocupaba el cargo de presidente de mesa en los comicios, era remunerado con una vaca de los programas sociales que mantiene el régimen”, explica el sociólogo Alberto Ruíz. 

El involucramiento de docentes en actividades partidistas es considerado un abuso a los recursos públicos. Más cuando el único partido gobernante del país, los capacita para que ellos controlen hasta los cabildos ordinarios y extraordinarios de la localidad.   

Alta deserción de docentes

Se conoce que varias escuelas de primaria y secundarias de comunidades rurales del departamento de León están sin profesores

Para Ruíz, el retroceso en el sistema educativo se agudizará ahora que docentes con experiencia se van a Estados Unidos. “Ahora, las que ocupan esas plazas no tienen vocación, ni las competencias educativas requeridas en esa disciplina”, critica Ruiz.    

La plaza de Campos y demás profesores ya han sido ocupadas por militantes sandinistas.  Se conoce que en enero de 2023, saldrá otro grupo de maestros de comunidades de los municipios de León hacia los Estados Unidos. 

La alta tasa de deserción de los docentes con antigüedad es un tema de gran preocupación para los padres de familias.  Por su lado, el Ministerio de Educación, calla sobre esta dura realidad. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.