Indígenas obligados a abandonar sus territorios por invasión de colonos

Pobladores de la comunidad indígena Sangni Laya, en el territorio Twi Yahbra, en Puerto Cabezas, Caribe Norte, se han visto obligados a abandonar sus hogares debido a la creciente invasión de los colonos, informó este viernes Limbort Bucardo, integrante del Consejo Político por el Caribe Norte en la Unidad Nacional Azul y Blanco (UNAB).

Bucardo detalló que desde hace dos días los indígenas de Sangni Laya han tenido que desplazarse hacia Bilwi luego de ser invadidos por colonos, quienes están fuertemente amenazados.  

“Este hecho ya se miraba venir debido a las múltiples denuncias realizadas por los comunitarios. Hace tres días fueron heridos dos colonos en la montaña, quienes dicen que fueron heridos por miskitos. Sin embargo, los comunitarios señalan que fue pasada de cuentas entre los mismos colonos. Estos colonos se están reforzando con elementos provenientes de otras comunidades mestizas”, dijo Bucardo.

La UNAB indicó que da seguimiento a este caso que evidencia las constantes violaciones de derechos humanos en las comunidades indígenas y caribeñas del país.

“Han amenazado drásticamente atacar la comunidad (Sangni Laya). Por eso, por temor niñas, niños, mujeres, ancianos y algunos hombres se están desplazando hacia Bilwi”, aseguró Bucardo.

Lottie Cunningham, directora del Centro por la Justicia y Derechos Humanos de la Costa Atlántica de Nicaragua (Cejudhcan) ha denunciado que muchos colonos “son exmilitares que han venido ocupando ilegalmente los territorios indígenas para la explotación de la madera, la minería, el monocultivo de palma africana y la ganadería”.

La activista ha explicado que la mayoría de los colonos se apodera por la fuerza de los territorios ante la resistencia de los indígenas. Luego, presentan documentos sin peso legal con los que reclaman las propiedades. El Cejudhcan ha denunciado que muchos de estos colonos tienen cercanía con el Frente Sandinista, el partido político de Daniel Ortega.

El organismo calcula que la invasión de tierras afecta a 270 de las 304 comunidades indígenas del país. La Corte Interamericana de Derechos Humanos amplió en febrero las medidas de protección para los miskitos, con el argumento de que la situación se ha agravado.

El principal reclamo de los indígenas al régimen de Ortega es que cumplan “el saneamiento de los territorios”, es decir expulsar a los colonos que ocupan la tierra comunal.

*Fotos cortesía

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.