Joe Biden excluye a Nicaragua de cumbre virtual por la democracia

El presidente de los Estados Unidos, Joe Biden invitó a casi 110 países a participar en su cumbre virtual por la democracia en diciembre, entre ellos los principales aliados occidentales de su nación, así como Irak, India y Pakistán, según la lista publicada el martes por el Departamento de Estado.

Con respecto a América Latina, el mandatario estadounidense invitó a Brasil, Argentina, Chile, Colombia, Ecuador, México, Paraguay, Perú y Uruguay.

Fueron excluidos Nicaragua, Venezuela y Cuba, tres países con dictaduras, además de Bolivia El Salvador.

Joe Biden, ha calificado de “pantomima” las elecciones generales en Nicaragua celebradas el pasado 7 de noviembre y señaló a Daniel Ortega de ser un “autócrata”.

Lo que han orquestado el presidente Daniel Ortega y su mujer, la vicepresidenta Rosario Murillo, es una pantomima de elecciones que no fueron ni libres ni justas, y ciertamente no democráticas”, señaló el mandatario en un comunicado difundido por la Casa Blanca el pasado día 7.

Tres días después, Biden aprobó la “Ley de Fortalecimiento de la Adherencia de Nicaragua a las Condiciones para la Reforma Electoral de 2021”, más conocida como Ley RENACER, por sus siglas en inglés.

Esta normativa impone sanciones al régimen de Ortega y permite restringir los préstamos bancarios multilaterales y combatir la corrupción.

LA CUMBRE

Según un comunicado de la Casa Blanca, publicado en agosto pasado, el presidente Biden reuniría a “líderes de un grupo heterogéneo de democracias del mundo en la Cumbre por la Democracia”.

El evento se desarrollará en forma virtual y está previsto organizar una segunda Cumbre presencial aproximadamente en el término de un año.

La Cumbre virtual tendrá lugar el 9 y 10 de diciembre y será una oportunidad para poner en marcha compromisos e iniciativas sobre tres ejes principales: la defensa frente al autoritarismo, el combate a la corrupción y la promoción del respeto de los derechos humanos”, indicó la Casa Blanca.

“Ambas Cumbres reunirán a jefes de Estado, representantes de la sociedad civil, el sector filantrópico y el sector privado, y ofrecerán una oportunidad para que los líderes mundiales se escuchen unos a otros y a sus ciudadanos, compartan los éxitos conseguidos, faciliten la colaboración internacional y hablen con sinceridad sobre los desafíos que enfrenta la democracia, con el objeto de que juntos puedan fortalecer las bases para la renovación democrática”, agregó.

La cumbre fue organizada en vista de numerosos reveses que ha sufrido la democracia en los últimos meses en países donde Estados Unidos tenía importantes esperanzas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *