Justicia orteguista pide a la Interpol capturar al empresario Mario Hurtado, dueño de Prisa, tras acusarlo de “lavado de dinero”

La Corte Suprema de Justicia (CSJ) de Daniel Ortega, informó este miércoles que pidió a la Interpol capturar al empresario mexicano-nicaragüense Mario Hurtado Jiménez, por supuesto “lavado de dinero, defraudación tributaria y otros delitos”.

El acusado Mario Hurtado Jiménez se encuentra prófugo de la Justicia, por lo que las autoridades solicitaron el circulado internacional a través de la Oficina Central de Interpol”, explicó la CSJ en un comunicado leído por su vicepresidente, Marvin Aguilar.

El anuncio del Poder Judicial ocurre nueve días después de que la Policía Orteguista interviniera la empresa de préstamos Prisa, propiedad de Hurtado, que contaba con 38 sucursales en toda Nicaragua, 21.927 clientes y exportaba oro a una refinería en Estados Unidos.

Según la Corte Suprema, la Unidad de Análisis Financiero (UAF) de Nicaragua “identificó reiteradas violaciones a las leyes y normas que regulan los sujetos obligados, cometidas a través de las sociedades mercantiles: Prisa, Decores, Joyas Alicia S.A., y Apícolas de Nicaragua S.A.; todas estas entidades propiedad de Mario Hurtado Jiménez”.

A raíz de la ocupación de su empresa la semana pasada, Hurtado, recordó haber sido acusado por la vía penal en 2014 por un caso de usura, que calificó de “invento” y por el que pagó seis meses en la cárcel, tras lo cual funcionarios del régimen le dijeron que no se “metiera más en política”.

El magistrado de la Corte sostuvo que “la Policía Nacional, en coordinación con el Ministerio Público, iniciaron un proceso de investigación mediante el cual se obtuvieron elementos de convicción suficientes para acusar” al empresario.

Aguilar indicó que “se cancelaron las cuatro sociedades mercantiles, utilizadas para el lavado de dinero y evasión de impuestos, mediante préstamos usureros con los que el acusado Mario Hurtado Jiménez también despojaba de sus bienes a las personas víctimas”.

La Corte Suprema llamó “a la ciudadanía que se siente agraviada” a interponer “formalmente una denuncia ante la autoridad competente”, en contra del empresario.

Hurtado explicó que su empresa exportaba oro y plata hacia una refinería en Miami, por valor de entre 80.000 dólares a 100.000 dólares cada cuatro meses, y que ese dinero retornaba a Nicaragua.

*Con EFE

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.