La criminalización del periodismo en Nicaragua, Guatemala y El Salvador pone bajo amenaza la libertad de prensa en Centroamérica

*Por José Denis Cruz

La libertad de prensa en Centroamérica sufre un retroceso sin precedentes, según advierten expertos consultados por Newtral.es. Nicaragua, Honduras y Guatemala se están convirtiendo en países cada vez más hostiles para los periodistas que cuestionan al poder, al punto de que se enfrentan a amenazas, exilio, persecución y, en algunos casos, detenciones arbitrarias, como la que recientemente sufrió el presidente del medio guatemalteco elPeriódico, José Rubén Zamora, ganador en 2021 del Premio Rey de España.

Hay un deterioro muy grave de la libertad de prensa en Centroamérica y una persecución de los periodistas: los regímenes autoritarios están haciendo uso del mismo sistema de justicia, con lo cual convierten a la justicia en una farsa”, dice a Newtral.es Frank La Rue, relator especial de Naciones Unidas sobre la Libertad de Opinión y Expresión entre 2008 y 2014.

Los especialistas consultados por Newtral.es coinciden en que la amenaza a la libertad de prensa en Centroamérica se debe en gran medida a que se han instaurado regímenes autoritarios, pero que llegaron al poder a través de las urnas. El caso más grave, según los analistas, es el de Nicaragua, donde el régimen de Daniel Ortega ha impulsado leyes que criminalizan el oficio periodístico, a la vez que mantiene bajo prisión a seis periodistas y directores de medios de comunicación.

Los ataques hacia periodistas y medios de comunicación se han intensificado en los últimos años, en especial en El Salvador, Guatemala y Nicaragua, donde gobiernan Nayib Bukele, Alejandro Giammattei y Ortega, respectivamente. El informe Clasificación Mundial de la Libertad de Prensa 2022, de Reporteros Sin Fronteras, ubica a Nicaragua en el puesto 160 de 180 naciones valoradas, mientras que Guatemala y El Salvador están en el 124 y 112, respectivamente.

Estamos viendo con mucha preocupación cómo se están extendiendo en Centroamérica estas prácticas, completamente autoritarias”, considera por su parte Dagmar Thiel, fundadora de Fundamedios, una organización que defiende la libertad de expresión en América Latina.

En esta misma línea se expresa el exrelator de Naciones Unidas al decir que Nicaragua fue el país que empezó a sentar las bases sobre cómo atacar a la libertad de prensa en Centroamérica utilizando a la justicia, y cree que se pueden deducir los pasos que darán Bukele y Gianmattei en El Salvador y Guatemala para acallar a los periodistas.

¿Por qué arrestaron en Guatemala al periodista del diario elPeriódico?

El presidente del diario elPeriódico, el periodista José Rubén Zamora, fue detenido la noche del 29 de julio de 2022 en su casa, horas después de que las fuerzas de seguridad y el Ministerio Público allanaran la redacción del medio que fundó. Según la Fiscalía, el periodista es investigado por supuesto lavado de dinero, chantaje, tráfico de influencias y conspiración para lavar dinero.

elPeriódico ha sido uno de los medios más críticos con el Gobierno de Giammattei y ha desvelado casos de corrupción que han salpicado a los últimos tres mandatarios de ese país. Investigaciones recientes desvelaron una trama de corrupción y abusos de poder que involucraron a Giammattei y a la fiscal general Consuelo Porras, sancionada por Estados Unidos por casos de corrupción.

El jefe de Redacción de elPeriódico, el periodista Gerson Ortiz, dijo a Newtral.es que la detención de Zamora se convierte en el punto más alto de los ataques que sufre la libertad de prensa en Guatemala. La persecución, como la que sufre Zamora, llevó al periodista José Luis Font a salir de ese país en abril de 2022 porque, según denunció, estaba siendo perseguido judicialmente.

Zamora dijo la noche de su detención que “debe haber una conspiración, una persecución” en su contra, según recogió The New York Times. La Asociación de Periodistas de Guatemala expresó que el arresto de Zamora y el congelamiento de las cuentas bancarias de su medio son acciones “propias de una dictadura”, en referencia al Gobierno de Giammattei, al que acusan de ser el más agresivo con la prensa. Entre enero y julio de 2022, esta organización registró 350 ataques y restricciones de distinto tipo.

Ante la detención, la Unión Europea instó a las autoridades de Guatemala a garantizar la seguridad y el debido procesamiento de Zamora. “El arresto del periodista genera serias preocupaciones sobre la libertad de prensa en Guatemala”, indicó a través de Twitter Peter Stano, portavoz del alto representante de la UE para Asuntos Exteriores, Josep Borrell.

La libertad de prensa en Centroamérica se deteriora: denuncian campañas de acoso y amenazas en El Salvador

En El Salvador, periodistas denuncian espionaje y persecución por parte del Gobierno de Nayib Bukele, quien ha llegado a preguntar qué pasaría si en su país se censurara a los medios de comunicación que “desinforman a la población”. El mandatario suele criticar en sus redes sociales a los medios digitales El Faro y Gato Encerrado y a los periódicos El Diario de Hoy y La Prensa Gráfica.

El 25 de septiembre de 2020, Bukele dijo en cadena nacional que el Ministerio de Hacienda había emprendido una investigación en contra del periódico digital El Faro por supuesto lavado de dinero, y antes, el 4 de septiembre, Raúl Castillo, funcionario del Gobierno, amenazó a los periodistas de ese medio con mandarlos a una “cárcel incómoda” por violadores o lavadores de dinero.

En El Salvador, la situación ha empeorado de una manera dramática en los últimos tres años por una estrategia deliberada del Gobierno de Bukele de bloquear el acceso a información pública y construir una narrativa de criminalización del oficio periodístico”, dice a Newtral.es el director de El Faro, José Luis Sanz.

Las organizaciones estadounidenses Citizen Lab y Access Now informaron en enero de 2022 de que 22 periodistas de El Faro fueron espiados con el software israelí Pegasus durante julio de 2020 y noviembre de 2021, período en el que ya gobernaba Bukele en El Salvador. Este ataque directo al medio se sumó a otros, como la expulsión de ese país del editor de investigaciones Daniel Lizárraga.

En abril de 2022, el Parlamento, en el que Bukele tiene mayoría, aprobó una ley que sanciona con hasta 15 años de prisión a quienes difundan en medios de comunicación mensajes de las pandillas, los grupos delincuenciales responsables de la violencia en ese país. El Comité para la Protección de los Periodistas (CPJ, por sus siglas en inglés) y el Departamento de Estado de Estados Unidos coincidieron en que dicha ley criminaliza la cobertura periodística.

Este contexto ha llevado a nueve periodistas a salir de El Salvador en lo que va de 2022, informó la Asociación de Periodistas de El Salvador (APES). Esta misma organización registró un total de 421 casos de vulneraciones a la libertad de prensa en El Salvador entre 2019 y 2021.

¿Por qué los periodistas advierten de que el manual de ataque a la libertad de prensa en Centroamérica lo elaboró Daniel Ortega?

El dictador de Nicaragua, Daniel Ortega, se propuso “aniquilar” al periodismo independiente desde que llegó al poder en 2007, dice a Newtral.es Fabián Medina, jefe de Información del diario La Prensa. Si bien desde entonces acosó a periodistas y asfixió económicamente a los medios, fue a partir de 2018 que emprendió, según Medina, una arremetida para hacer del periodismo una actividad delincuencial.

Ese año confiscó el medio digital Confidencial y el canal de televisión 100% Noticias. Tras las protestas sociales en su contra —que se saldaron con más de 355 personas asesinadas—, más de 100 periodistas se vieron obligados a huir a España, Costa Rica y Estados Unidos principalmente, junto con más de 100.000 opositores.

Luego, en 2021 hizo desfilar en la Fiscalía a más de una decena de periodistas y directores de medios de comunicación a quienes vinculó a un supuesto caso de lavado de dinero abierto en contra de la exaspirante presidencial Cristiana Chamorro, a quien mantiene bajo arresto domiciliario y que fungía como directora de una organización que promovía la libertad de prensa.

Hemos llegado al punto de que hacer periodismo independiente ya es un delito en Nicaragua”, dice Medina. En agosto de 2021, la Policía de Nicaragua tomó la sede del diario La Prensa, en Managua, y desde entonces los periodistas trabajan bajo clandestinidad.

Sin embargo, en julio de 2022 las fuerzas policiales desataron un operativo policial para buscar a los periodistas. Finalmente, el medio de comunicación, con casi 100 años de historia, decidió sacar hacia Costa Rica a todo su equipo de Redacción.

En este país centroamericano, en 2021 se registraron 702 ataques a la libertad de expresión, de acuerdo con la organización latinoamericana Voces del Sur.

Los expertos consultados por Newtral.es creen que los Gobiernos de El Salvador y Guatemala tomarán más acciones que atentan contra la libertad de prensa en Centroamérica siguiendo el patrón de Nicaragua.

El director ejecutivo de la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP), Ricardo Trotti, lo plantea porque cree que los gobernantes han visto impunidad en el caso nicaragüense y poca presión por parte de los organismos internacionales y gobiernos de Estados Unidos, Canadá y la Unión Europea.

Las organizaciones de prensa no tenemos poder de justicia, tenemos el poder de denuncia, y hemos dejado en manos de los propios gobiernos de Estados Unidos, la Unión Europea y Canadá que haya presión. Sentimos frustración y tenemos incertidumbre por el futuro del periodismo, sobre todo en países donde no hay libertad”, concluye.

*Con Newtral

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.