Destacados / Nacionales · 12/02/2024

La situación del periodismo en Nicaragua: un periodista asesinado, 242 desplazados y 22 apátridas

La crisis que atraviesa Nicaragua desde abril de 2018 ha dejado un periodista asesinado, uno que sigue en prisión, 242 que se han visto forzados a abandonar su país o han sido desterrados, y 22 que han sido despojados de su nacionalidad, según un informe divulgado por la ONG Colectivo de Derechos Humanos Nicaragua Nunca Más.

El periodista asesinado es Ángel Gahona, quien recibió un disparo en la cabeza y dos en el cuerpo mientras realizaba una transmisión en vivo de una protesta contra el régimen de Daniel Ortega en la ciudad de Bluefields el 21 de abril de 2018, indicó ese Colectivo, integrado en su mayoría por activistas nicaragüenses exiliados y con sede en San José.

El encarcelado es el periodista Víctor Ticay, quien fue detenido el Jueves Santo de 2023 tras cubrir una procesión católica en el suroeste de Nicaragua y condenado a 8 años de prisión por el falso delito de “propagación de noticias falsas y conspiración para cometer menoscabo a la integridad nacional”, según el informe.

Asimismo, 242 comunicadores han sido forzados a dejar su país por razones de seguridad o se les ha impedido regresar a Nicaragua.

Además, al menos 22 periodistas nicaragüenses han sido declarados “traidores a la patria” y privados de su nacionalidad y algunos de sus propiedades, según esa ONG.

Entre los periodistas afectados figuran Carlos Fernando Chamorro, galardonado en los 38 Premios de Periodismo Ortega y Gasset y director de Confidencial y Esta Semana; Wilfredo Miranda, colaborador sobre Nicaragua del diario español El País y ganador del Premio Iberoamericano de Periodismo Rey de España 2018.

El Colectivo ha identificado nueve formas de represión del régimen para sus ataques contra la libertad de expresión, entre las que destacó la persecución, amenazas, juicios, cárcel, destierro, desnacionalización, confiscación y campañas difamatorias.

En el corazón de Centroamérica, Nicaragua enfrenta una crisis sin precedentes: el régimen de Daniel Ortega y Rosario Murillo viola los más esenciales estándares de libertad de expresión”, alertó ese organismo.

*Con EFE