Laura Chinchilla cree que hay más casos de COVID-19 en Nicaragua de los que reporta el régimen de Ortega

La expresidenta de Costa Rica, Laura Chinchilla dijo en entrevista con el medio costarricense CRHoy que en Nicaragua “hay más casos” de COVID-19 de los que está reportando el régimen de Daniel Ortega, y teme que “la peste” se desborde hacia su país, donde sí se están adoptando medidas serias para contener la pandemia del coronavirus.

Las declaraciones de Chinchilla coinciden con varios sectores del país que afirman que en Nicaragua existe un contagio silencioso del virus, pero que el régimen orteguista a través del Ministerio de Salud (MINSA) los oculta, o los disfraza como neumonías.

“Evidentemente, hay más casos de los que se están reportando (…) Hay otras pruebas de que hay discrepancias. Por ejemplo, el mismo hecho de que Cuba reporta que algunos de sus casos de COVID-19 se los atribuyen a personas que venían ingresando de Nicaragua. Mientras Cuba reporta casos que se generaron en Nicaragua, este país casi no reporta casos. De manera que sí tiene que haber, por supuesto, muchos más casos que los que oficialmente se están reportando”, declaró.

La exgobernante se mostró preocupada por la población nicaragüense y por el impacto que vaya a tener la pandemia en su país, debido a que el régimen de Ortega ha desoído las medidas recomendadas por los organismos internacionales especializados en salud, y en cambio está promoviendo actividades masivas.

“No solamente lo he venido haciendo motivada por la angustia y el dolor que a uno le produce que el pueblo nicaragüense esté ayuno de respuestas efectivas, sino, también, por la preocupación en cuanto a las eventuales repercusiones que una peste desbordada en Nicaragua pueda tener sobre nuestro país. Es algo que sería profundamente injusto, dado que aquí sí se han venido adoptando las medidas por parte de las autoridades sanitarias, pero, también, acogidas por parte del pueblo costarricense de manera bastante efectiva”, expresó Chinchilla.

Opinó que detrás de la ausencia prolongada de Ortega y de su mujer Rosario Murillo en Nicaragua hay “algo más”.

“Verdaderamente es muy difícil predecir cuál va a ser la actitud de Daniel y de Rosario cuando ni siquiera han aparecido. Pareciera que hay otro elemento. Hay mucha especulación, yo no me quiero apuntar a esas especulaciones, pero, lo que sí es cierto, es que no se ve algo como relativamente normal (la ausencia de ambos) aun cuando ya el pueblo estaba acostumbrado a que Daniel se desaparezca por ratos. Pero, que se desaparezcan los dos en medio de una situación como esta, pues sí hace presumir que puede haber algo adicional que tienda a agravar el manejo de esta situación”, estimó.

La exmandataria prevé un escenario extremo si la peste del COVID-19 empieza a manifestarse con más fuerza en Nicaragua, lo que haría que miles de nicaragüenses quieran huir a Costa Rica y colapsen la capacidad hospitalaria de esa nación.

“Lo que temo es que una vez que la peste empiece a manifestarse con fuerza en sus consecuencias en Nicaragua, cunda el pánico y entonces empecemos a ver nicaragüenses intentando cruzar la frontera de regreso a Costa Rica para, por lo menos, proveerse de asistencia sanitaria. Y eso sí que sería para nosotros terrible. Sería un drama humano, sin lugar a dudas, porque estamos hablando de personas, independientemente de su nacionalidad, pero, también, sería un riesgo altísimo para las normas que hemos venido adoptando en nuestro país”, advirtió.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.