Madre grita a Mifam desde hospital de León: “¡Regrésenme a mi hija!”

*Por Voces en Libertad

  • Mujer desesperada dice que el retiro de custodia es arbitrario, que ni siquiera se ha recuperado de la cesárea hecha hace ocho días. La madre presuntamente consumía drogas, pero expertos dicen que debió hacerse bajo un procedimiento legal. Ella dice que por su hija, está dispuesta a cambiar

La ciudadana Marilex Ferrufino Valladares, de 43 años, denunció que el Ministerio de la Familia (Mifam), le quitó de forma arbitraria la custodia de su bebé de ocho días de nacida.

El hecho ocurrió el pasado 27 de diciembre en el Hospital Escuela Oscar Danilo Rosales (Heodra) en León. 

No me dijeron nada, solo me la quitaron de mi pecho mientras la alimentaba, para mí fue un robo porque se dio sin ningún argumento legal, yo subía todos los días del segundo piso al cuarto a darle el pecho a mí bebé a quien llamé Milagros porque a mi edad ya estaba complicado tener hijos”, relata la angustiada madre. 

Señala a la directora del hospital, doctora Judith Lejarza y a representantes del Mifam como responsables directos del hecho. Fuentes internas del hospital cuentan que el argumento de las autoridades es que el examen de sangre que le practicaron en labor y parto, supuestamente reveló que consumía sustancias psicotrópicas y alcohol. Y por ende no estaba en “condiciones de criar a la recién nacida”.

Ferrufino, no tuvo un parto normal, fue cesareada. Ella asegura a este medio que quiere ver a la bebé y recuperar la custodia. “Yo quiero a mi hija, si no fuera así la hubiese abortado o regalado; uno tiene derecho de cambiar y sé que yo puedo criarla, hay bebés en las calles que sus madres lo usan para pedir dinero y el Ministerio de la Familia no actúa”, agrega. 

Sin procedimiento legal

La psicóloga Mirian Narváez explica que la forma en que la bebé fue llevada sin un proceso legal, genera daños emocionales tanto a la madre como a la menor.

“Hay traumas de una madre, no le dijeron en el momento, a donde se llevarían a su pequeña, es normal que ella siente que fue un robo por la forma en que actuaron las autoridades. Y aunque sea una recién nacida, perciben ese entorno de separación abrupta de su mamá”, manifiesta.

En la ciudad de León, es común ver a niños que son enviados por sus padres a ofrecer chicles, caramelos, cigarrillos y chucherías. En reiteradas ocasiones se ve a una madre cargando a un bebé sufriendo frío y el sol inclemente en las calles. 

“Es obvio que estas madres que viven en las calles caminan a sus niños cargando para mover más las emociones de las personas y vivir de la caridad pública; estos niños son usados como modus vivendi y es ahí que el las autoridades competentes debería de actuar”, señala una joven que fue entrevista en las calles de la ciudad de León.

Según el jurista nicaragüense Isaac Delgado, el procedimiento de retiro de custodia del niño al progenitor que la tiene asignada es un asunto delicado y complejo. El proceso debe hacerse con las debidas garantías y pensando siempre en el interés de los menores, así como en proteger su derecho a estar con sus padres. 

Claro si encontraron sustancias de drogas en su sangre, tenía que retirar la custodia de su bebé, pero no es la forma correcta como lo hicieron”, enfatiza el experto.

Así mismo alega que las recientes decisiones de las autoridades de quitar custodia a madres o padres más bien parecen un robo. “Es grave, hay errores judiciales, porque hay un sistema fallido, no hay un procedimiento de investigación y de actuar en conformidad a las leyes. Lo hacen cuando ellos quieren, donde quieren y como quieren. Es arbitrario”, explica.

Yader López, defensor público y experto en manejo del  Código de la Familia de Nicaragua, señaló que “es causal de suspensión de la autoridad parental del conjunto de facultades y deberes, que la ley otorga e impone al padre y a la madre sobre sus hijos menores de edad cuando son  declarados incapaces, para que los protejan, eduquen, asistan y preparen para la vida, además, para que los representen y administren sus bienes”.

Marilex, por su lado,  pide que revisen su caso porque no es un peligro potencial para su pequeña. “No debieron habérmela arrebatado así, pido que me la regresen”, solicitó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.