Maureen Porras, la nicaragüense con vocación de servicio que busca un cargo político en la ciudad Doral, Miami

Maureen Porras es una nicaragüense de 33 años, que llegó a los Estados Unidos a la edad de 7 años, abandonó Nicaragua al lado de su padre y resto de familiares que huían del primer régimen sandinista en la década entre los 70 y 80.

En Estados Unidos, Maureen asistió a escuelas públicas del condado de Miami-Dade en Florida, y luego se graduó en Ciencias Políticas en la Universidad Internacional de Florida (FIU) y como abogada en la Florida Coastal School of Law (FCSL), con ambas profesiones se abrió paso en la política local y ahora se está postulando para el Concejo Municipal de Doral, en las elecciones que serán el próximo 13 de diciembre.

Maureen Porras

En entrevista con La Mesa Redonda, la joven abogada cuenta que la emigración de su familia hacia Estados Unidos fue un sacrificio, que con el tiempo ha rendido sus frutos, pues señala que tuvo las oportunidades que en Nicaragua no hubiese podido tener.

Porras, casada desde hace 6 años, es una mujer con vocación de servicio, pues afirma que desde temprana edad sabía que quería ayudar a otros que al igual que ella y su familia dejaron su país en busca de una mejor vida.

Nací en Managua, Nicaragua, vine a los Estados Unidos a los 7 años, me crie en Miami (…) salimos en el 96 del país, en mente una mejor oportunidad aquí en los Estados Unidos. Desde temprana edad sabía que quería entrar en un área donde podía ayudar a otros emigrantes igual a mí, a recibir oportunidades y ayudarlos a avanzar y triunfar en los Estados Unidos; darles las mismas oportunidades que yo tuve”, relató.

Desde que se graduó como abogada en el 2014, ha estado ejerciendo dicha profesión en una organización sin fines de lucro en Doral, donde es directora legal.

Estoy en trabajando en el área de migración y siempre he dedicado mi carrera entera al servicio de migración y ayudar a otras familias y personas que tienen problemas con Migración y ayudar a personas que están huyendo de nuestros países, a recibir la protección que puede ofrecer los Estados Unidos”, contó Porras.

Ahora la joven nicaragüense se está postulando para el Concejo Municipal de Doral, porque según asegura quiere “continuar ese servicio público” al cual se ha dedicado, pero esta vez a nivel del Concejo.

“Este año, vi una oportunidad muy buena para continuar ese servicio con un escaño que está abierto y pienso que tengo la experiencia, el conocimiento de nuestra comunidad y la dedicación que se requiere para ser un servidor público y continuar sirviendo a nuestros residentes de nuestra comunidad desde el Concejo”, dijo.

Siendo emigrante conozco personalmente el trabajo y el sacrificio que muchos emigrantes hacen –incluyendo a mis padres y yo– para salir de nuestros países y llegar a un país nuevo para recibir oportunidades y para salir adelante”, añadió.

Porras insiste que su objetivo es ayudar a otras personas igual a ella. “En mi posición, en la posición de mis padres, mi motivación siempre ha sido eso, que yo conozco las dificultes de los emigrantes y conozco que los emigrantes quieren sacar a sus familias adelante y para mí es un honor y un privilegio poder asistir a otros. Yo sé que hay oportunidades y que hay personas que merecen esas oportunidades, especialmente familias trabajadoras”, señaló.

Propuestas para la ciudad de Doral

Porras mencionó que entre sus propuestas para la ciudad Doral están “mantener y mejorar la calidad de vida para todos los residentes”, a través de la restauración de una responsabilidad fiscal en la ciudad “donde podamos contar con un Presupuesto saludable y gastar responsablemente” y eso incluye eliminar unas pensiones vitalicias ya existentes.

También poner nuevamente en marcha un proyecto del parque en Doral que ha estado sobre-presupuestado y atrasado.

Además, expandir la seguridad pública y parar el sobre desarrollo que afecta los servicios de la comunidad. Porras apuesta por un crecimiento controlado para evitar afectaciones en el tráfico.

Que nuestra ciudad le dé la bienvenida a los emigrantes y que nuestra comunidad reciba el apoyo y acercamiento de nuestros gobernadores municipales”, agregó.

ESPERA PODER VISITAR NICARAGUA CUANDO HAYA UN GOBIERNO DEMOCRÁTICO

Maureen espera que Nicaragua, inmersa en una crisis sociopolítica desde 2018, pueda tener “libertad” y “elecciones libres y justas”.

“Nuestro país está pasando una crisis muy mala, ya ha estado ese régimen por mucho tiempo y lo que se puede hacer es continuar abogando por la libertad, por elecciones libres y justas. Es una crisis que desafortunadamente no veo que se va a mejorar ahorita y por eso pienso que es nuestro deber aquí en los Estados Unidos poder ayudar no solamente a los nicaragüenses, sino a todos los emigrantes que vienen huyendo de esa persecución”, aseveró.

Porras aboga por tener y crear un espacio seguro en Estados Unidos para “poder proteger a las personas que están en contra de las dictaduras y de los gobiernos comunistas como los que están en Nicaragua”.

Porras dijo que ha viajado a Nicaragua en varias ocasiones, pero que no ha ido desde 2017, “me gustaría regresar cuando tengamos un gobierno democrático y podamos elegir a nuestros líderes libremente y forma democrática”, concluyó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.