México le otorgó asilo político a la familia de Pedro Castillo

El canciller mexicano Marcelo Ebrard confirmó este martes que los familiares del expresidente Pedro Castillo se encuentran en la embajada de ese país en Lima, ubicada en el distrito de San Isidro. Adelantó que ellos ya cuentan con asilo político y que esperan que se tramite un salvoconducto para que pueda salir al aeropuerto y viajar a México si así lo desean.

Sin embargo, no especificó qué integrantes de la familia estarían en la embajada, aunque se presume que sería la esposa del exmandatario, Lilia Paredes, y sus dos hijos. Por su parte,Yenifer Paredes (cuñada de Castillo), no estaría en el lugar.

El asilo ya se les concedió porque están en territorio mexicano. Es decir, están en nuestra embajada y cuando están en la embajada les concedes el asilo. Es una decisión independiente y soberana de México. Ahora lo que se está negociando es el salvoconducto para que, si desean salir, lo puedan hacer y vengan a México”, explicó Ebrard.

Implicancias del asilo

Eduardo Ferrero, excanciller peruano, consideró que el asilo otorgado por México no se ajusta al derecho internacional, porque los familiares de Pedro Castillo no están siendo perseguidos por la justicia peruana ni está en peligro sus vidas. Además ellos tienen la libertad de transitar por todo el país.

Añadió que, si no se le otorga el salvoconducto a la familia de Castillo para que viaje a México, ellos podría quedarse varios meses en la embajada, como Víctor Raúl Haya de la Torre, quien estuvo varios años en la embajada de Colombia, explicó.

El salvoconducto le permite salir de la embajada de México, acompañada por el embajador de México, en un auto de la embajada de México, ir al aeropuerto y tomar el avión, a pesar de que haya una orden de impedimento de salida (del gobierno peruano)”, explicó Ferrero a Canal N.

De acuerdo a las normas peruanas, el asilo político dado a la familia del expresidente Pedro Castillo está bajo la suposición de que la persona que pide protección “es perseguida en su Estado de origen”.

El solicitante se considera perseguido por motivos o delitos políticos y cuya libertad o vida se encuentre en peligro. Todo asilado tendrá derecho a la tutela jurisdiccional, en igualdad de condiciones que un nacional”, explicó.

Según, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) este amparo privilegiado “prioriza la protección de personas cuya vida o libertad se encuentran amenazadas o en peligro”.

Sin embargo, la CIDH señala que constituye una desnaturalización de la institución del asilo el otorgar esta protección a quienes abandonen su país para eludir la responsabilidad como autores materiales o intelectuales de crímenes internacionales.

Desde que se dio la destitución de Pedro Castillo como presidente del Perú, el mandatario mexicano Andrés Manuel López Obrador (AMLO) ha criticado el proceder de las autoridades peruanas y ha calificado de actos racistas contra un hombre que no es afín a los intereses de las altas élites peruanas.

*Infobae

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.