Ministerio Público anuncia oficialmente la reanudación de juicios contra presos políticos del Chipote

El Ministerio Público Orteguista anunció oficialmente este lunes que, a partir de mañana 1° de febrero reanudará los procesos judiciales contra los opositores que mantiene secuestrados en la Dirección de Auxilio Judicial, conocido como ‘el nuevo Chipote’ y de quienes tiene bajo “arresto domiciliar”.

El Ministerio Público de Nicaragua, informa a la población nicaragüense que a partir del día uno de febrero del año dos mil veintidós, en estricto apego a la Constitución y las Leyes de la República, y dándole cumplimiento a los plazos legales y a la programación de las correspondientes agendas judiciales, se realizarán los juicios orales y públicos, de los acusados que se encuentran en la Dirección de Auxilio Judicial y de aquellos que se encuentran con arresto domiciliar”, reza un comunicado de la institución.

La Fiscalía apunta que las personas secuestradas estarán siendo juzgadas por haber violentado la Constitución Política, la Ley No. 1055, la Ley de Seguridad Soberana y el Código Penal de la República de Nicaragua. Estarán siendo procesadas por cometer menoscabo a la integridad nacional, por haber recibido recursos de fuentes extranjeras para cometer los delitos de lavado de dinero, bienes y activos”.

Pese a que los juicios ni siquiera han comenzado y que no existe un fallo judicial, el Ministerio Público tilda de criminales y delincuentes” a estos presos políticos.

Los acusó a haber “reincidido, atentando contra los derechos del pueblo y la sociedad nicaragüense, comprometiendo la paz y la seguridad”.

Son los mismos que promovieron y dirigieron los actos terroristas de la agresión del fallido intento de golpe de Estado del año 2018, habiendo paralizado el país y creado daños a la economía; son los mismos que han provocado tanto dolor y luto en las familias nicaragüenses a causa de los asesinatos, torturas y secuestros. Han alterado la paz y tranquilidad de las familias nicaragüenses, creando zozobra y lesionando los intereses supremos de la nación. Han realizado actos que menoscaban la independencia, la soberanía, y la autodeterminación de Nicaragua y han incitado públicamente a la injerencia extranjera en los asuntos internos, proponiendo o gestionado bloqueos económicos, comerciales y de operaciones financieras en contra del país y sus instituciones, incluso, una vez más, han realizado llamados a la intervención armada de potencias extranjeras como los Estados Unidos de Norteamérica. Han demandado y celebrado la imposición de sanciones en contra del Estado de Nicaragua y las familias nicaragüenses”, dice el texto.

Cabe aclarar que, Nicaragua no ha sido sancionada por gobiernos extranjeros, sino varios funcionarios, allegados y familiares de la familia Ortega Murillo, acusados de violadores de derechos humanos, corrupción y lavado de dinero.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.