MINSA aplica vacunas Pfizer a mujeres embarazadas, puérperas y lactantes

Nicaragua inició este miércoles la aplicación de vacunas contra el COVID-19 a mujeres embarazadas, puérperas y lactantes, en una jornada que destacó por la afluencia de demandantes y la agilidad del servicio, según constató EFE.

Las embarazadas y madres que recién dieron a luz acudieron a hospitales y casas maternas de los departamentos de Managua y Carazo, ambos en la zona Pacífico, para ser inoculadas con la fórmula Pfizer, gracias a un lote de 100.000 dosis prestadas por Honduras.

El régimen orteguista anunció que únicamente aplicará las vacunas a mujeres que hayan superado el tercer mes de embarazo, las que recién acaban de dar a luz, y a las que tienen hasta seis meses de lactantes.

Las embarazadas que cumplen dichos requisitos acceden a las vacunas siempre que presenten su documento de identidad y tarjeta de control prenatal.

En el caso de las puérperas y lactantes, deben mostrar la tarjeta de desarrollo del bebé.

La estrategia del Ministerio de Salud (MINSA) es garantizar la protección de las madres, pero también de sus hijos, según explicó la ministra de salud, Martha Reyes, a través de medios oficiales.

“Para nosotros es muy importante, porque no solamente proteges a la mamá, sino que también proteges al bebé que está dentro de ella, y prácticamente a las puérperas y madres lactantes de los primeros seis meses”, señaló la funcionaria.

Rosario Murillo había anunciado que inyectarían con la fórmula Pfizer a solamente las embarazadas, puérperas y lactantes, así como niños de hasta 12 años con enfermedades de riesgo, aunque estos últimos no volvieron a ser mencionados en el proceso de vacunación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *