MINSA mandó a morir a su casa a paciente con COVID-19 que ya había dado “de alta”

La noche del miércoles falleció un paciente con coronavirus que el Ministerio de Salud (MINSA) anunció que ya había dado “de alta” por su supuesta mejoría. Se trata de un hombre de 70 años, originario de Estelí que presuntamente se contagió en Estados Unidos.

El fallecido fue el caso número tres que el MINSA confirmó el pasado 27 de marzo, junto a una señora de 52 años (el cuarto caso), quien es su esposa; y que días después fueron “dados de alta”.

El medio Confidencial detalló que el hombre murió en su vivienda de Estelí, después de varios días de ser dado de alta en el hospital San Juan de Dios de esa ciudad.

“En las pruebas ya daba negativo de COVID-19. Por los daños irreversibles de fibrosis pulmonar, le dan de alta, para que vaya a morir a su casa. Siempre es producto de una muerte por COVID-19, aunque el Gobierno lo va a reportar como otra cosa”, declaró a Confidencial un médico de la ciudad.

Familiares señalaron que el MINSA había designado a dos médicos para atenderlo en su casa de habitación, pero el martes pasado les dijeron que no había nada que hacer, “que nos resignáramos”.

La familia denunció que les prohibieron hablar sobre la muerte del hombre, incluso el MINSA y la Policía establecieron un control en contra de la esposa del fallecido, para que no se “acerque a ningún vecino”, autorizándole que únicamente se comunique con su familia.

“La Alcaldía (de Estelí), ha enviado personas a vigilar de cerca la casa, por si llegan medios de comunicación”, dijo un familiar.

Una fuente médica detalló que en Estelí lo que existe es un área tapada con plástico negro, a la que llaman “unidad especial del COVID-19”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.