Misa por verdad y justicia para asesinados terminó en protesta, ante la presencia de policías

Una misa por la verdad y la justicia de los manifestantes opositores asesinados en el marco del estallido social contra el régimen de Daniel Ortega, terminó en un plantón con reclamos hacia el dictador, ante la presencia de cientos de policías antidisturbios.

A la misa, celebrada en la Catedral de Managua, acudieron decenas de familiares de los fallecidos, que integran la denominada Asociación Madres de Abril, cargando, en sus mayorías, fotografías de sus hijos o parientes asesinados, o banderas de Nicaragua.

Los familiares también llegaron ataviados con camisetas que en el frente resaltaba la foto de su familiar fallecido.

Tras culminar la misa, en la que se pidió por las almas de los cientos de fallecidos, las madres y familiares de las víctimas salieron del templo, sin embargo se encontraron con antimotines armados que les impidieron el paso.

EXIGEN VERDAD, JUSTICIA Y NO REPETICIÓN

“Estamos en esta misa para conmemorar la memoria de nuestros hijos y seres queridos y también, como Asociación Madres de Abril, estamos exigiendo verdad, justicia, garantías de no repetición y exigiendo al Gobierno que respete nuestros derechos”, dijo una de las madres de las víctimas, con megáfono en mano.

>> Ex miembros de la UNO instan a la oposición: unidad y no cometer errores del pasado

Los familiares de las víctimas también hicieron un llamado a los organismos internacional de derechos humanos a que visiten Nicaragua para que constaten cómo el régimen orteguista, además de asediarlos, les está negando el derecho a la salud, a la educación, y a un trabajo, sólo por el hecho de ser familiar de un asesinado por ellos.

Posteriormente, un grupo de familiares, amigos y opositores se dirigieron a uno de los portones de acceso al atrio de la Catedral, donde se encontraban los policías antidisturbios.

Allí los familiares y opositores sacaron banderas de Nicaragua que se colocaban como escudos a la altura del pecho, frente a los policías que formaron una cadena para impedir que salieran a las calles.

Los manifestantes cantaron canciones nicaragüenses y gritaron consignas contra Ortega y los altos mandos policiales.

Una de las integrantes de la opositora Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia, Ivania Álvarez, dijo a periodistas que las madres de las víctimas están indignadas porque después de 22 meses de la crisis “no han visto ni siquiera la más mínima investigación por la muerte de sus hijos”.

“Ese es el clamor de ellas y de todos los nicaragüenses. Ninguno de los casos ha sido investigado”, reprochó.

Con información de EFE

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.