Mons. Álvarez acusa a Alcaldías sandinistas de querer usurpar el lugar de la Iglesia Católica en Nicaragua: “con las cosas sagradas no se metan”

El obispo Rolando Álvarez, acusó este jueves a las Alcaldías sandinistas y sus respectivos alcaldes de querer usurpar el lugar de la Iglesia Católica en Nicaragua y sus sacerdotes, al organizar actividades de corte religioso que precisamente las parroquias han cancelado para no exponer a la población al contagio del COVID-19.

“Lamentamos que se promuevan actividades de aglomeración, es doloroso escuchar, ver cómo se manda al pueblo a aglomerarse como si no estuviera pasando nada, como si nada estuviera sucediendo. Cuántas veces nosotros en nuestras parroquias cancelamos las procesiones precisamente para evitar las aglomeraciones y viene la Alcaldía y hace su propia procesión, hace su aglomeración, busca los chicheros, buscan una imagen parecida al santo patrono que está en el templo parroquial y sacan la procesión con algún grupo de personas; eso es triste”, dijo Álvarez, obispo de la Diócesis de Matagalpa y Administrador Apostólico de la Diócesis de Estelí, durante su programa ‘Pastoreo, Comunión y Oración’.

“Se ha llegado a unos extremos insospechables, porque sucede que ahora las Alcaldías se han vuelto pseudo parroquias, y los alcaldes se han vuelto pseudo sacerdotes, porque las parroquias cancelamos nuestras procesiones y las hacen las Alcaldías. Los sacerdotes cancelan las procesiones y las hace y promueve el alcalde. Es una locura, es como si la Alcaldía se volvió parroquia y el alcalde párroco. Están usurpando el lugar que le corresponde al templo, usurpando el lugar que le corresponde a la parroquia, usurpando el lugar que le corresponde al sacerdote. Están usurpando un lugar que le corresponde a ellos, están usurpando el lugar sagrado y con las cosas sagradas no deberían de meterse, con las cosas sagradas no se metan”, exigió el obispo.

Monseñor Álvarez, pidió a las Alcaldías no jugar “con la fe sencilla del pueblo”, y en esa línea recordó la frase “no tocar a Dios con las manos sucias”.

“No se metan en las cosas sagradas de esta manera, usurpando el lugar que le corresponde al templo”, insistió y afirmó que la variante Delta del COVID-19 “está proliferando” en Nicaragua.

El régimen de Daniel Ortega a través de las Alcaldías que administra, ha convocado a muchas actividades que involucran aglomeraciones masivas, ignorando el llamado de las organizaciones mundiales de la salud y del gremio médico independiente de Nicaragua a evitar tales eventos que propician el contagio del coronavirus entre las personas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.