Mons. Álvarez también cancela actividades religiosas en la Diócesis de Estelí ante el contagio “descontrolado” del COVID-19

 Monseñor Rolando Álvarez, administrador apostólico de la Diócesis de Estelí, informó que también decidió cancelar “inmediatamente” las actividades religiosas en esa localidad que impliquen aglomeración de personas para evitar el contagio del COVID-19, del que afirmó “está totalmente descontrolado”.

Álvarez, que es obispo de la diócesis de Matagalpa, indicó en una declaración que decidió cancelar los retiros, las procesiones y cualquier manifestación de religiosidad popular.

El religioso ya había anunciado la misma medida para la Diócesis de Matagalpa.

“Confío en el discernimiento de los párrocos de suspender cualquier actividad que implique la aglomeración de personas y la exposición al virus y al contagio, que están totalmente descontrolados”, dijo el obispo en su misiva.

El jerarca explicó que las celebraciones litúrgicas continuarán realizándose, así como la adoración a Jesús Sacramentado en todas las parroquias y capillas de la diócesis de Estelí, por lo cual instó a los sacerdotes y fieles católicos a mantener las medidas de bioseguridad como el distanciamiento entre personas, el uso de mascarillas, la utilización del alcohol y el lavado de manos.

Asimismo, instó rezar por el cese de la pandemia, y “el cuido que debemos tener unos con otros para detener esta cadena de contagios”.

En Nicaragua, el COVID-19 ha cobrado la vida de al menos 14 sacerdotes desde que se detectó esa enfermedad en el país.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.