Monterrey se defiende de críticas, pero insiste en que la Coalición “no existe” como oposición

La presidenta de Ciudadanos por la Libertad (CxL), Kitty Monterrey, compareció este jueves en el Canal 10 para hablar sobre la “alianza electoral incluyente” entre su partido y la organización Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia, que busca derrotar al régimen de Daniel Ortega en las elecciones del 7 de noviembre próximo.

Monterrey fue cuestionada por las polémicas declaraciones que dio ayer cuando afirmó que tanto la Coalición Nacional como la Unidad Nacional Azul y Blanco (UNAB) “no existen” y que la “verdadera” oposición era esta nueva “alianza” entre CxL y la Alianza Cívica.

Al respecto, la política trató de defenderse de las críticas en su contra, argumentando que lo que dijo fue en calidad de “presidenta” de su partido y “no” como la vocera de esta alianza electoral con la Alianza Cívica.

“Mis declaraciones ayer, las hago como presidenta del partido, no como la alianza, nosotros esperamos nombrar una vocería y empezar ese trabajo conjunto y empezar ya, lo más pronto posible. Es lamentable, muchas declaraciones que sí las di, pero que salieron del contexto en que las di, porque no es lo mismo escuchar la pregunta y la respuesta correspondiente. Y quiero aclarar algo, es un tanto confuso cuando hablan de la Coalición y de la UNAB, cuando la UNAB es parte de la Coalición, o sea, si es un bloque opositor es uno, no son dos. Lo que dije que yo no reconocía como bloque de oposición a ninguno de los dos, no así a los que los integran, las organizaciones que las integran obviamente sí tienen que ser reconocidas porque sí existen; pero, que reconozco a la Coalición, no”, declaró Monterrey.

Pese a haber afirmado ayer que “en este momento Ciudadanos por la Libertad y la Alianza Cívica es realmente la alianza opositora”, hoy echó pie atrás al asegurar que “nadie tiene el derecho de decir ‘yo soy la oposición’, ni siquiera nosotros, esa legitimidad se va a demostrar en el trabajo, en el camino”.

Monterrey reiteró que la “alianza electoral” anunciada ayer es “incluyente”, pero que, quienes deseen integrarla, deberán hacerlo a través de la Alianza Cívica, puesto que CxL no puede afiliar a personas con ideologías de “izquierda”.

“Por su puesto, que somos incluyentes, pero hay que diferenciar, yo soy la presidente de un partido político que es liberal, de centro derecha, se quieren afiliar al partido, perfecto son bienvenidos, pero yo no puedo afiliar a alguien que tiene una ideología comunista, socialista, etc. Ahora, otra cosa es una alianza, en una alianza opositora caben todos, porque ahí puede haber diversidad ideológica”, explicó.

Agregó que en la Coalición “ha habido una combinación que incluye corrupción y actos del pasado que nadie se olvida en este país, entonces es bien difícil pensar en la Coalición como si fuera la oposición, eso no excluye a personas u organizaciones que estén ese bloque que son legítimos”.

Apuntó que en la Alianza Cívica “hay espacio para todos” refiriéndose a las organizaciones, incluso de ideología de izquierda a lo que ella no se opondría.

“Para nadie es un secreto que ni dentro de la misma UNAB se entienden, ni dentro de la misma Coalición se entienden, porque la UNAB sale por un lado, la Coalición por otro, o sea aquí todo el mundo se pronuncia por separado. Allí hay una diversidad que no está de acuerdo ni siquiera entre ellos mismos”, reafirmó.

Monterrey aseveró que, si el Movimiento Renovador Sandinista (MRS) quisiera integrar la alianza entre su partido y la Alianza Cívica, lo tendría que hacer a través del sector político de esta última, pero que no dejaría que estos “controlen a la nueva oposición de este país”.

“Una cosa es que tengan el espacio de acuerdo al peso que tienen, que es muy poco, y otra es decirles que van a manejar el vehículo, eso obviamente yo no estaría de acuerdo”, comentó.

Aclaró que la “conducción” de esta alianza sería compartida.

Por otro lado, afirmó que el Partido Restauración Democrática (PRD) es una de las casillas disponibles que están “bajo el control de Ortega” y que “habrá que esperar qué les manda hacer Ortega”.

“El PRD, que es la casilla o el partido que está dentro de la Coalición, el PRD no tiene estructura territorial para nada, y eso no lo digo yo, lo dice todo el mundo, no es invento y ni estoy tratando de descalificar a nadie, son hechos reales”, expresó.

“En el 2016 que tuvimos la farsa electoral más grande de este país, porque habían destituido a todos los diputados del PLI, les habían quitado su personería jurídica, Saturnino Serrato participó en ALN, y hoy en día es el representante legal del PRD, ¿qué te dice eso?, de que ha habido entendimiento con el Frente Sandinista. Yo no me voy atrever a decir que si se mantiene o no, pero obviamente existe la posibilidad y mientras exista esa posibilidad también existe la posibilidad de que sea Ortega quien lo mandate a hacer lo que a él le conviene”, añadió.

Sobre el Partido Liberal Constitucionalista (PLC), recordó que se encuentra en una litis y que la diputada María Haydee Osuna, representante legal de ese partido “ha recibido del Frente Sandinista”.

La presidenta de CxL sostuvo que “lo que dije ayer, que lo sostengo”, pues no puede permitir que “el control de una oposición” quede en manos de un grupo de “izquierda”, teniendo en cuenta que la población nicaragüense en su mayoría “es de derecha”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *