Murillo dice que protestas contra Ortega fue «tocar a Dios con las manos sucias»

Rosario Murillo, dijo este viernes que las protestas que iniciaron en abril de 2018, contra el dictador Daniel Ortega, y en la que murieron cientos de manifestantes, fue como «tocar a Dios con las manos sucias».

«Esta Nicaragua que avanza desde un modelo económico (…) que nos ha permitido avanzar en la restauración de los buenos rumbos que traíamos, esos buenos rumbos que se atrevieron a destruir, es como tocar a Dios con las manos sucias», expresó Murillo, a través de sus medios oficialistas.

En abril de 2018, cientos de miles de nicaragüenses salieron a las calles para exigir la renuncia de Ortega, por ordenar el asesinato de estudiantes, en el inicio de las protestas antigubernamentales.

En los siguientes meses las manifestaciones se hicieron masivas, y fueron casi anuladas con ataques armados contra las manifestaciones multitudinarias o ejecuciones selectivas contra opositores.

Los ataques dejaron cientos de muertos, presos, desaparecidos, y decenas de miles empezaron a huir del país.

>> Excarcelado político Ulises Rivas fue declarado culpable por la justicia orteguista

El rechazo hacia Ortega estalló luego de las fallidas reformas sociales.

«Ese camino que traíamos, un camino bendecido, exitoso, victorioso, fue alterado interrumpido, por el terrorismo, el vandalismo, que gracias a Dios, por voluntad también de la mayoría de nicaragüenses han quedado atrás, salvo unos cuantos hablando locuritas», agregó la mujer de Ortega.

Según Murillo, el régimen de Ortega es «un modelo profundamente democrático».

Foto cortesía

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.