Nicaragua corre riesgo de aislamiento económico y financiero, advierte COSEP

Nicaragua está en riesgo de quedar aislada económica y financieramente tras la aprobación este miércoles de la reforma a la “Ley de Protección de los Derechos de las Personas Consumidoras y Usuarias”, que según la banca privada haría que el país pase de la lista gris a la lista negra que impone el Grupo de Acción Financiera Internacional (GAFI), advirtió el presidente del Consejo Superior de la Empresa Privada (COSEP), Michael Healy, en rueda de prensa.

“Esta decisión del gobierno, unilateral, de tratar de obligar a los bancos a tomar medidas que son prohibidas por las entidades financieras internacionales, pone en riesgo que el sistema financiero nacional puede desaparecer debido a la decisión del gobierno”, dijo Healy.

Este miércoles, los diputados orteguistas aprobaron una enmienda que prohíbe a la banca cerrar cuentas a los usuarios de manera unilateral o sin notificar la causa, lo que ha sido interpretado por los analistas como una medida para neutralizar las sanciones económicas que Estados Unidos y otros países han impuesto funcionarios orteguistas por corrupción o violación de los derechos humanos.

ADVIERTEN LAVADO DE DINERO

La reforma “vendría a promover prácticas que incitarían el lavado de dinero y nos pondría en riesgo de pasar a la lista negra del Grupo de Acción Financiera Internacional (GAFI)”, señaló el COSEP en un comunicado.

Healy agregó que los efectos serían mayores, ya que, al no cumplir con las reglas del sistema financiero internacional, “todos los bancos pueden perder su corresponsalías internacionales (…), también afecta a las exportaciones, importaciones, al sector comercio, turismo, tarjetas de crédito, los insumos de las industrias, daño a la agricultura, lavado de dinero”.

La Asociación de Bancos Privados de Nicaragua (Asobanp) ya había advertido que dicha norma viola el derecho a la libre empresa, promueve el lavado de dinero, y expone a Nicaragua a quedarse fuera del sistema financiero global.

La Cámara de Industrias de Nicaragua (Cadin) se sumó a las críticas, y resaltó que la reforma “compromete la credibilidad de la actividad financiera del país, (causa) afectaciones directas en el empleo, las remesas, la inversión extranjera, restando competitividad al país y sumiéndolo aún más en la pobreza”.

Healy llamó al régimen a poner “un alto” con la reforma que viene a agudizar la situación económica de los nicaragüenses. “Esperamos que el gobierno retroceda en esta iniciativa”, añadió.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.