Nicaragua entre países beneficiados con programa que donará respiradores artificiales

La escasez de respiradores puede ser devastadora en los puntos críticos del COVID-19, un problema al que la gran mayoría de países se ha enfrentado, pero que tiene mayor impacto en aquellos con un sistema de salud decadente.

Para compensar esta escasez, un grupo de voluntarios están trabajando para proporcionar respiradores manuales que posteriormente serán donados a hospitales en cuatro países con poco acceso a los mismos: Nicaragua, Nigeria, Haití e Indonesia.

La iniciativa es del grupo llamado “Proyecto Ventilador” (Ventilator Project), que en cooperación con varias agencias humanitarias de Rhode Island, Estados Unidos, incluida la Universidad de Rhode Island, están produciendo cientos de mini-respiradores. 

“Inmediatamente pensamos conectarnos con el gobierno de Indonesia para ver si se necesitaba ayuda. Y estamos encantados con esta asociación. Y ahora estamos en el proceso de enviar 140 ventiladores a Papua”, dijo, Peter Snyder, de la Universidad de Rhode Island y miembro del proyecto. 

En el caso de Nicaragua, según la página web del proyecto, están trabajando por enviar 12 respiradores y el costo para modificarlos y enviarlos es de 1.390 dólares, y la coordinación se realiza por medio del Ingenio San Antonio, ubicado en Chichigalpa a 122 kilómetros de Managua.

Según explicó Snyder a la Voz de América, estos ventiladores en realidad se modifican de los auxiliares de respiración personal, las máquinas CPAP y BiPAP que a menudo usan los pacientes con apnea del sueño. Fueron donados por estadounidenses en varios estados.

Snyder aclaró además que cada modificación de la máquina CPAP o BiPAP para transformarla en un mini respirador utiliza piezas que cuestan alrededor de 120 dólares.

*Con información de VOA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.